ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Proceso de hospitalización de animales

Dentro de un centro veterinario, un auxiliar quirúrjico resulta indispensable en su ayuda esencial al veterinario oficial en las tareas preoperativas, quirúrgicas y después de la operación, lo que redunda en la calidad de servicio. Además, fuera de estas labores, puede encargarse de otras diversas funciones administrativas, esenciales para el buen desarrollo del centro. Aquellas personas interesadas por este oficio requieren previamente contar con el graduado de la ESO y realizar posteriormente un curso de auxiliar de cirugía veterinaria. Asimismo, durante el tiempo de hospitalización, se encargarán de realizar las diferentes analíticas al animal de compañía o bien ayudar en exámenes citológicos. También puede incluso encargarse él mismo de informar a los dueños y darles los consejos necesarios para el posoperatorio.

Diferencias entre un ayudante veterinario y un auxiliar quirúrjico

El auxiliar quirúrgico trabaja directamente bajo las premisas del veterinario oficial de la clínica. Aparte de sus tareas esenciales de cooperación en las cirugías, también se encarga de realizar él determinadas pruebas diagnósticas. Además, indaga en el historial personal del paciente, recoge muestras de orina, toma la temperatura, realiza radiografías o se encarga de las curas y primeros auxilios. Por lo tanto, debe contar con una formación específica relativa a hospitalización de animales, análisis de laboratorio o procedimientos de imagen diagnóstica. Los auxiliares quirúrgicos de veterinaria, en suma, conocen a la perfección todos los elementos del aparato locomotor, respiratorio o digestivo y el sistema cardiovascular o nervioso de diferentes mascotas. Asimismo, saben realizar suturas y drenajes y conocen las técnicas de asepsia.

Proceso de hospitalización de una mascota

Ante una emergencia hospitalaria, las mascotas son derivadas a un hospital clínico veterinario, esto es, un centro dotado con sectores para internamientos. Cada una de las secciones se encuentra especializada en una especie concreta (gatos, perros, pájaros o reptiles). Aquellos con enfermedades infecciosas son aislados y, en función de su tamaño, cuentan con una sala más o menos pequeña. Aquí reciben atención durante las 24 horas del día y, en función de su gravedad, pueden recibir de dos a tres visitas diarias. Posteriormente, los animales de compañía podrían requirir cuidados hospitalarios en casa. En todo este proceso, el auxiliar quirúrgico será un complemento esencial al veterinario y, muchas veces, se dirigirá a los dueños en su nombre.

Funciones esenciales del auxiliar quirúrgico

En general, un auxiliar de este tipo, en primer lugar, enseñará las instalaciones quirúrgicas a los dueños de las mascotas y también podrá presentar al resto de personal. Se encargará de la guarda y custodia de todo el material, así como de su conservación. Asimismo, sabe manejar a la perfección cada una de estas herramientas. Así, ayudará en las suturas, las anestesias, la ingesta de fármacos o bien las pruebas analíticas y de diagnóstico. Además, cuenta con niveles avanzados de vendajes y de equipamientos de radiología.  Cabe señalar que los auxiliares quirúrgicos también pueden trabajar directamente en laboratorios o zoológicos. Desempeñan igualmente una labor fundamental en los cuidados posoperatorios y se encargan de recomendar los cuidados posteriores en el hogar.

Solicita información para convertirte en Auxiliar Quirúrgico, ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *