ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Medicamentos compatibles con perros

A cuantos tenemos perros en casa, sus enfermedades y problemas físicos nos producen una gran desazón y múltiples preocupaciones. Nos ponemos en su lugar y lamentamos no ser capaces de ayudarlos. Tras acariciarlos, mimarlos, protegerlos y abrazarlos, acabamos teniendo la tentación de administrarles determinados fármacos, algunos de los cuales utilizamos los humanos. Ahora bien, ¿quién sabe qué tipos de medicamentos son compatibles con los canes?

Medicamentos de uso animal

No hace falta haber realizado un curso de auxiliar de clínica veterinaria para tener muy claro que existe un campo específico que atiende a la sanidad animal y elabora los medicamentos adecuados para estos seres vivos a los que adoramos. Es cierto que, a veces, las sustancias medicinales que emplean coinciden con las humanas. O no, según los casos.

Sea como sea, la administración de estos medicamentos debe hacerse de una manera profesional, con control farmacéutico y prescripción veterinaria. ¡No se te ocurra actuar por tu cuenta!

Una clasificación inicial

Los medicamentos de uso veterinario elaborados de modo industrial se diferencian entre:

  • Fórmulas magistrales, que siempre deben ser prescritas y seguidas en su administración por un veterinario.
  • Preparados o fórmulas oficiales, los cuales se elaboran en oficinas de farmacia a partir de las indicaciones incluidas en un formulario, antes de ser facilitadas al cliente.
  • Premezclas medicamentosas para pienso, que se aportan a sus comidas.
  • Autovacunas de uso veterinario. Existen medicamentos orientados a la sanación, la protección o el combate de todo tipo de males, enfermedades y problemas, aunque los antibióticos y los analgésicos suelen ser los más frecuentemente administrados a los perros.

Tipos de analgésicos perrunos

Existen tres grandes tipos de analgésicos apropiados para tu perro, con los que puede ver reducido su dolor:

  1. Antiinflamatorios no esteroideos o AINE. Se utilizan para combatir el dolor agudo, poseen pocos efectos secundarios y son los más empleados y eficaces. El ibuprofeno, la aspirina, el ketoprofeno, el meloxicam, el etodolaco y el naproxeno figuran entre ellos. Cuando se utilizan de manera prolongada, sí pueden generar efectos adversos.
  2. Analgésicos narcóticos-opiáceos. Derivados del opio, son los más poderosos y, a menudo, se combinan con los anteriores. Su handicap es que resultan adictivos y crean tanto dependencias como tolerancias.
  3. Otros analgésicos. Son fármacos de diferentes familias que se utilizan para tratar dolores crónicos. Entre ellos figuran la gabapentina, los antidepresivos y la imipramina.

¿Qué sabes de veterinaria?

Es fundamental ponernos siempre en manos de profesionales a la hora de medicar a nuestro perro y, en todo caso, hacer un uso apropiado de los fármacos recetados.

En este sentido, tanto si te apasionan los animales y quieres dar un giro a tu carrera profesional, como si quieres mejorar tu capacidad de cuidar y proteger a tu perro o cualquier otra mascota, anímate a hacer un curso de auxiliar técnico veterinario. ¡Aprende información muy útil para tu día a día y, quién sabe, quizás descubras en este ámbito tan apasionante tu vocación definitiva!

Desde luego, sabrás cómo reaccionar cuando el veterinario de tu mejor amigo animal te dé unas pautas e instrucciones sanitarias para cuidar de él como él haría contigo si pudiera.

Solicita información para convertirte en Auxiliar de Clínica Veterinaria, ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *