ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Curiosidades sobre la nariz de los perros

Si tienes un perro en casa o, mejor aún, si te has decidido a cuidarlos de forma profesional en una clínica veterinaria, debes saber que la nariz de los perros esconden una enorme cantidad de secretos. La trufa, como también se conoce a esta parte de los peludos, envía mucha información al exterior contándonos cómo se encuentra el animal o si necesita ayuda, así que vamos a contarte algunas curiosidades sobre esta parte de los animales.

Síntomas de alerta

Vamos a comenzar esta serie de curiosidades explicándote cómo se puede emplear el estado de la trufa para saber si el animal está pasando por algún problema. Una nariz de perro sana debe estar húmeda y tener el color que muestre de forma habitual.

Si, por ejemplo, la nariz está seca y un poco caliente, puede estar sucediendo que el animal tenga fiebre y que, por lo tanto, se esté enfrentando a alguna enfermedad, caso en el que habrá que acudir lo antes posible a la consulta de un veterinario.

Otro motivo de alerta debe ser la decoloración de la nariz. Hay razas a las que esto les sucede de forma natural debido al cambio de estaciones como, por ejemplo, al husky siberiano. Sin embargo, si el problema no responde a nada habitual, entonces puede suceder bien por una enfermedad o bien por una alergia que no hemos detectado.

Un último aspecto preocupante que no todos los dueños saben: la trufa puede quemarse por el sol. Sí, es una zona muy sensible de piel, así que una exposición prolongada a los rayos del sol en épocas calurosas puede quemarla. La solución es la misma que tomarías para tu cuerpo: protege con crema solar la trufa del perro para evitar problemas mayores.

Algunos datos curiosos

Lo que te hemos contado antes son aspectos fundamentales para asegurar la buena salud de los animales. Lo que vamos a hacer ahora es darte algunos datos que te harán comprender que la trufa de los perros es un órgano de lo más curioso.

Lo primero que debes saber es que es la huella dactilar del animal. Sí, su nariz no solo les permite respirar, también los hace único y sería la parte usada de su cuerpo si estos tuviesen que pasar por comisaria para hacerse el DNI.

Por si no lo sabías, la nariz esconde en su interior un doble conducto. Uno es para respirar y el otro para oler, por lo que los animales pueden hacer de forma independiente estas dos funciones.

Otro aspecto importante de la trufa es que no da la misma capacidad de captar olores a todos los animales. Por regla general, un perro de hocico pronunciado olerá mucho mejor que uno chato como, por ejemplo, un bulldog.

En definitiva, esa parte de la nariz de nuestro perro que podemos ver es más importante de lo que se puede imaginar y necesita de unos cuidados específicos. Además, también puede ayudarnos a saber el estado de salud de un animal, por lo que su importancia es mayúscula se mire por donde se mire.

 

Solicita información para convertirte en Auxiliar Veterinario, ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *