ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

La gestión comercial del Auxiliar de Veterinaria

La figura del auxiliar de veterinaria es más importante de lo que puede parecer. Y es que, más allá de brindar un soporte adicional al veterinario encargado del cuidado y el tratamiento de los animales que llegan a la clínica, juega un papel muy relevante en cuanto a la gestión comercial del centro veterinario.

En este sentido, aquí queremos explicarte cómo puede ser de ayuda y cuáles pueden ser sus tareas al respecto.

El auxiliar veterinario y su papel en las ventas cruzadas

Las ventas cruzadas son, sin lugar a dudas, uno de los aspectos en los que más de ayuda puede ser un auxiliar de veterinaria a la hora de poner su grano de arena en el desarrollo económico del centro. En concreto, esta técnica se fundamenta en la venta de productos complementarios a aquellos que el cliente deseaba comprar en un principio. Esto se traduce en un incremento de los ingresos.

Para que te hagas una idea más aproximada de esto, te ponemos un ejemplo. Imagina que acudes a una clínica para comprar un collar anti parásitos para tu perro. Al hacerlo, el auxiliar veterinario te recomienda que te lleves también un champú especial para el pelo del animal. De este modo, por un lado, conseguirás que tu animal de compañía, además de estar sano y cómodo, luzca una apariencia radiante. Por otro, en cuanto a la gestión comercial del centro veterinario, el auxiliar de veterinaria consigue vender un producto que, en un principio, no tenía pensado.

Hoy en día, las ventas cruzadas se han convertido en una importante fuente de ingresos en lo que respecta a la gestión comercial del centro veterinario. Por lo tanto, se trata de un aspecto que conviene cuidar con el máximo mimo, pero que en muchas ocasiones no puede ser llevado a cabo por el veterinario en sí mismo ya que carece de tiempo.

El auxiliar veterinario y la eficiencia de la clínica

Por su parte, un auxiliar de veterinaria también juega un papel muy relevante a la hora de mejorar la eficiencia del centro en el que desarrolla sus funciones. En primer lugar, puede ser el profesional encargado de gestionar la agenda de la clínica. En este sentido, se encargará de coger el teléfono y de concertar las citas con los clientes para optimizar el tiempo y asistir al mayor número posible de mascotas.

Además, otro aspecto importante dentro de las tareas del ATV es que puede llevar parte del balance económico del centro. Con esto nos referimos a la realización de inventario, a la detección de necesidades dentro del stock, a la puesta en marcha de pedidos, etc. Sin duda, elementos claves en la gestión comercial del centro veterinario que puede llevar a cabo sin ningún problema.

En definitiva, un auxiliar de veterinaria es una figura clave dentro de cualquier clínica especializada. Y es que, gracias a él, es posible mejorar la gestión comercial del centro veterinario de forma cómoda y sencilla e incrementar las ventas y las ganancias. Además, su rol supone una importante descarga de trabajo para el especialista en el tratamiento de los animales.

Si tu pasión por los animales va más allá de una tenencia responsable, la formación como ATV te asegura un perfil profesional capacitado para ser la mano derecha del veterinario en consulta. Fórmate como Auxiliar de Clínica Veterinaria y completa tu perfil con el curso de Ayudante Técnico Veterinario para conseguir el trabajo deseado.

Infórmate sobre nuestros cursos de Auxiliar de Veterinaria. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *