ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Entornos cat-friendly en la clínica y el hogar

Cada vez son más las personas que encuentran en un felino a la mascota ideal y, es que, ¡los gatos están de moda!

En muchas ocasiones, hay varios gatos que comparten un mismo hogar y no siempre es fácil lograr la felicidad o bienestar en todos ellos.

Por otro lado, están apareciendo numerosas clínicas veterinarias que buscan adaptarse a las necesidades específicas de los gatos, las conocidas “cat friendly”. Así mismo, el número de propietarios que buscan una atención especializada para su felino también está en aumento.

¿Quieres saber más? Lee este artículo o apúntate al Monográfico de etología felina.

El hogar multigato

hogar-multigato-etologia-felina

Si en tu casa hay más gatos que personas, te daré unos consejos para cumplir con sus necesidades básicas de bienestar (aunque estos consejos también te serán útiles si sólo convives con un gato). Si logramos cumplir muchas de ellas, reduciremos los comportamientos no deseados (marcaje con orina, rascado de zonas no deseadas, alteraciones de conducta…) y lograremos que nuestros gatos sean felices.

  • Aporta un lugar seguro por cada gato que conviva en casa. Un lugar seguro es donde el gato se pueda retirar sin sentirse amenazado. Estos lugares seguros deben tener distintos accesos para que otros gatos no puedan bloquear la entrada o salida. Por ejemplo, podemos utilizar las cajas de transporte, cajas de cartón, rascadores con cueva o plataformas elevadas.
  • Los gatos necesitan acceso libre a los recursos (agua, comida, arenero, rascador…) sin la presencia de otros gatos. Es decir, debemos disponer varios comederos, bebederos, rascadores y areneros y en distintas localizaciones. Esto permitirá a nuestros gatos elegir en cada momento dónde quieren comer o beber y disminuimos la probabilidad de confrontación con otros gatos.
  • No olvides que los areneros (zona de aseo) deben estar lejos de los recursos alimenticios. El número de areneros recomendados es de n+1, donde n es el número de gatos que viven en casa. Es decir, si tengo 4 gatos, necesitaré 4+1= 5 areneros
  • En cuanto al tiempo de juego, debemos tener en cuenta que la mayor parte de los juegos de los gatos imitan la conducta predatoria natural. Debemos asegurar juguetes suficientes y en diferentes lugares para evitar peleas entre gatos. Además, si tenemos varios gatos, tendremos que invertir tiempo en jugar con cada uno de ellos en diferentes momentos y lugares.
  • ✔ A veces, necesitamos sacar a uno de nuestros gatos de casa como, por ejemplo, en una visita a la clínica veterinaria. Cuando regresa al hogar, otros gatos pueden atacarle porque “huele raro”. Si el enfrentamiento ocurre siempre entre los mismos gatos, es recomendable acudir al veterinario con los implicados a la vez, aunque la visita sólo sea requerida por uno de ellos. De esta manera, el “olor raro” será en ambos y disminuirá el riesgo de agresiones.

Una clínica cat-friendly

Si queremos que nuestra clínica sea “Amable con los gatos” podemos llevar a cabo distintas medidas para lograrlo.

  • ✔ Lo ideal sería conseguir dividir los espacios. Es decir, disponer de una sala de espera de gatos, con consultas para gatos y hospitalización de gatos. Todas ellas separadas de las zonas de perro.
  • ✔ Si el espacio de la clínica es insuficiente, podemos intentar hacer alguna pequeña separación física para que los gatos perciban menos estímulos visuales, auditivos u olfatorios de perros. Serviría con un pequeño biombo separador, o una estantería en la que podamos poner los transportines en un sitio elevado.
  • ✔ Siempre se recomienda el uso de dispositivos de feromonas para disminuir la ansiedad de los felinos.
  • ✔ Si es posible, las citas deberían gestionarse de manera que no coincidan en horas las visitas de perros y las de gatos.
  • ✔ Se recomienda tapar el transportín con una manta o toalla desde que el gato sale de casa y hasta que entra en la consulta, incluyendo el tiempo en la sala de espera.
  • ✔ Debemos conocer el comportamiento de los gatos para asegurar un correcto manejo durante la consulta o la hospitalización. Siempre tratando de respetar sus necesidades básicas y teniendo en cuenta todos los mensajes de feromonas que lanzan estos pacientes.
  • ✔ Otros consejos generales son: no entrar y salir de la consulta continuamente, manejarlo con calma, hablar en un tono tranquilo, firme y seguro.

Pero recuerda, si realmente quieres saber más sobre cómo convivir y disfrutar de tus gatos, no dejes de realizar este mes de mayo nuestro Monográfico de Etología Felina en Madrid, o nuestro Monográfico de Clínica y Etología Felina en Zaragoza.

¡¡Te esperamos!!

Solicita información
gratis y sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *