ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Consejos básicos para entrenar a tu perro

Entrenar a un perro para que se siente o se tumbe cuando se lo ordenes, para que te dé la pata o para que realice cualquier otra acción que puedas desear y que, evidentemente, esté dentro de sus posibilidades, es más sencillo de lo que parece. De hecho, a la hora de enseñar a un perro estas acciones, no es imprescindible contratar a un adiestrador canino. Simplemente, siguiendo los consejos adecuados y, sobre todo, teniendo un poco de paciencia, puedes conseguirlo.

Recomendaciones básicas para entrenar a un perro

Lo primero que debes tener en cuenta es que, para enseñar a tu perro a realizar cualquier acción, debes premiar sus buenas conductas y ser considerado ante las malas, lo que no quiere decir que no puedas regañarle llegado el caso.

Por ejemplo, si quieres enseñar a un perro a que se siente, coge un ‘snack’ canino y ponlo frente a su nariz. Ocúltalo dentro de la mano si se pone nervioso o trata de comerlo sin tu autorización. Después, cuando se haya calmado un poco, pero tengas su atención, muévelo de arriba a abajo y, si es necesario, dale un pequeño toque con tus dedos sobre sus patas traseras. Cuando se siente, abre la mano y dale el aperitivo. En muy poco tiempo conseguirás que asimile esta conducta.

Cualquier adiestrador canino te dirá que esta acción es válida para enseñar a un perro a hacer cualquier cosa. Por ejemplo, si quieres que se acerque a ti cuando digas «ven», ponle la correa, di en voz alta esa palabra y tira suavemente de la cuerda hacia a ti. Siempre que venga, dale un premio.

Por su parte, los perros suelen ser bastante posesivos si no se educan adecuadamente. Así que, si estás ante el problema que supone que se niegue a soltar un objeto, mantén la calma. Llámalo y sujeta un premio con una mano. Ponlo cerca de su nariz y, cuando se interese por él, ciérrala para que no pueda cogerlo. Hazlo en repetidas ocasiones mientras dices “suelta” hasta que libere de su boca el objeto en cuestión y vaya a por el aperitivo. Repite la acción todas las veces que sea necesario hasta que asimile la conducta.

Otros consejos para entrenar a tu perro

Por su lado, a la hora de enseñar a un perro, es muy importante que no tenga un exceso de energía. De hecho, cualquier adiestrador canino te dirá que, si no lo sacas lo suficiente a pasear, probablemente le costará mucho más asimilar los comportamientos que deseas.

En este sentido, es recomendable que, para entrenar a un perro con efectividad, lo saques a pasear tres veces al día. Además, resulta importante que lo dejes socializar con otros animales y que gaste toda la energía que necesite corriendo y saltando. Así, además de estar más receptivo a la hora de aprender, reducirás el riesgo de que te destroce la casa cuando no estés.

En definitiva, no hace falta ser adiestrador canino para enseñar a tu mascota los principales comportamientos o trucos. Pero si tu perro tiene problemas de estrés, miedos, agresividad o cualquier otro comportamiento complejo, es muy importante que te pongas en manos de profesionales y sigas sus indicaciones.

Formarte con el curso de Educador Canino te ofrece una nueva visión del perro y su comportamiento. Comprenderás su mundo y aprenderás a comunicarte con él, a trabajar conjuntamente. Ser Adiestrador Canino es solo el principio de una vida llena de oportunidades en donde, si sigues especializándote, podrás alcanzar el éxito en tu profesión.

Infórmate sobre nuestros cursos de Adiestrador Canino. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *