ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Enfermedades parasitarias en perros

Las enfermedades parasitarias son, sin lugar a dudas, las más preocupantes para los dueños de cualquier perro. Y es que hay pequeños insectos que pueden hospedar en ellos sin que nos demos cuenta y generarles una gran variedad de problemas de salud, Algunos de estos problemas pueden llegar a ser realmente graves. Por ello, aquí queremos hablarte de las principales enfermedades en perros de este tipo para que aprendas a reconocerlas rápidamente y tomes medidas.

Enfermedades parasitarias internas en perros

La más habitual de las enfermedades en perros ocasionadas por parásitos a nivel interno es la de los gusanos redondos. De hecho, se estima que hasta un 30 % de los canes puede llegar a padecerla. Esto se debe, fundamentalmente, a que son muy contagiosos. Y es que un solo gusano hembra de este tipo puede poner hasta 300 000 huevos al día, los cuales entran en su organismo a través de la boca o el olfato. Diarrea, vómitos y vientre hinchado son los mejores indicadores de este problema.

Los gusanos pulmonares generan enfermedades parasitarias realmente graves ya que se asientan en el aparato respiratorio del perro. De hecho, pueden llegar a salir por la boca o la nariz del can. Es importante que tengas cuidado de que tu perro no coma por la calle babosas o caracoles por descuido ya que se contagian a través de ellos. Este problema genera cansancio excesivo y falta de coagulación sanguínea.

También queremos hacer mención a los gusanos del corazón que, como su propio nombre indica, tienden a asentarse en este delicado e importante órgano del cuerpo de tu perro. Son transmitidos por los mosquitos y dificultan que el corazón pueda bombear sangre correctamente por todo el aparato circulatorio, lo que se traduce en mayores niveles de fatiga del animal. Con el tiempo, pueden dar lugar a insuficiencias cardíacas y a la muerte.

Enfermedades parasitarias externas en perros

Ahora llega el momento de hablar de enfermedades en perros ocasionadas por parásitos a nivel exterior, es decir, por aquellos que se asientan en la piel. En primer lugar, debemos hablar, como no, de las pulgas, las cuales se contagian muy fácilmente y provocan intensos picores y reacciones alérgicas en el animal. Por si fuese poco, pueden transmitirle enfermedades y hacer que pierdan el pelo.

Tampoco podemos olvidarnos de hacer mención a las garrapatas. El principal problema es que pueden contagiarse en prácticamente cualquier parte y que los efectos que pueden llegar a tener sobre el animal son devastadores. De hecho, más allá de las molestias lógicas que va a sentir mientras el parásito se alimenta de su sangre, puede verse contagiado por babesiosis, ehrlichiosis y borreliosis, tres enfermedades muy graves y potencialmente mortales, sobre todo, en cachorros.

Tanto si sospechas como si tienes la certeza de que tu perro puede estar sufriendo el ataque de cualquiera de estos parásitos, lo más recomendable es que, con la mayor celeridad posible, te pongas en contacto con tu centro veterinario de confianza. Él procederá a realizar un estudio exhaustivo del perro con el propósito de efectuar un diagnóstico efectivo y plantear un tratamiento adecuado. Ir a tiempo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de tu mascota.

¿Te interesa todo lo que tiene que ver con la veterinaria? Tal vez quieras empezar a estudiar una profesión de futuro relacionada con este mundo, ¿has pensado en estudiar ayudante técnico veterinario? ¡Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas!

¡Solicita información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *