ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Cómo montar una peluquería canina

Hacerse peluquero canino se encuentra entre las salidas laborales más en auge entre los amantes de los animales. Pero para convertirte en un experto del cuidado canino, no basta con que tengas buena mano con los perros y un poco de gusto a la hora de coger unas tijeras: necesitas tu título de peluquería canina, obtenido en un centro que te forme adecuadamente y te enseñe todo sobre la higiene, estética y cuidados de la piel y el pelo de los perros.

Qué necesito para montar una peluquería canina

Lo primero que debes tener en cuenta son las características que debe presentar el local que va a albergar tu peluquería canina. El precio, la localización, los metros cuadrados… Fundamental es también valorar si dispone de una adecuada instalación de agua y luz, así como los permisos municipales que puedas necesitar para su apertura o para la realización de alguna obra de acondicionamiento.

Una vez que tengas esto solucionado, hay una serie de herramientas y útiles básicos de peluquería que no podrán faltar en tu salón de belleza canina:

– Una bañera de acero, fácil de limpiar y antideslizante.

– Una mesa de peluquería canina con superficie antideslizante y con un adecuado sistema de sujeción de horca y lazo para evitar accidentes y caídas.

– Cepillos, cardas y peines de distintos tamaños.

– Máquinas cortapelo, tijeras, pinzas y cortaúñas.

– Toallas.

– Secador / expulsor.

– Productos de cosmética de calidad, entre ellos algunos específicos para perros con pieles atópicas, dermatitis y otros tipos de cuidados concretos.

Finalmente, te recomendamos también que te hagas con unos cuantos transportines y jaulas de distintos tamaños que emplearás a modo de “salas de espera” para tus clientes de cuatro patas. De esta forma, estarán relajados mientras aguardan su turno o esperan hasta que su dueño les vaya a buscar.

Pero, un momento, ¿no estarás pensando en montar una peluquería canina sin contar con la formación adecuada?

Qué se estudia en el curso de peluquería canina

Estudiar peluquería canina es el primer paso para montar tu propia peluquería. Y será indispensable que todas las personas que trabajéis en ella hayáis elegido un buen curso de peluquería canina y seáis profesionales bien formados.

Tu capacitación como peluquero canino te enseñará:

– Técnicas de manejo adecuado del perro.

– Técnicas de cepillado, lavado y secado, tanto para perros de pelo corto como de pelo duro y largo.

– Técnicas de corte a tijera.

– Técnicas de corte mixtas (a máquina y tijera).

– Esquilado a ras y esquilado corto.

– Stripping, que es una técnica que se aplica en perros de pelo duro y con la que se consigue que el pelo se renueve con más brillo y fuerza.

– Pluncking, una técnica que se emplea en el arreglo de la parte interior de las orejas, principalmente, y consiste en arrancar el pelo de raíz de manera indolora para el perro.

– Cortes específicos de raza.

– Cortes de exposición.

Una vez que hayas adquirido destreza y domines todas estas técnicas y especialidades, estarás en disposición de disfrutar, por fin, de tu vocación y lanzarte a montar tu centro de peluquería.

Nuestro curso de peluquería canina te proporcionará los conceptos de cuidado y estética canina, enseñándote todas las técnicas de corte y arreglo y ayudándote para que las pongas en práctica.

Solicita información sobre nuestro curso de peluquería canina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *