ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Cómo evitar el estrés postoperatorio en los animales

El estrés en las mascotas es, por lo general, algo realmente difícil de controlar. Al fin y al cabo, es más frecuente de lo que puede parecer y provoca fuertes cambios en su conducta que, incluso, puede llevar a que se muestren agresivos o apáticos. Evidentemente, cuando se trata de un estrés postoperatorio, los síntomas son todavía más graves. Pero, ¿cómo evitar que se produzca? Aquí vamos a explicarte todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué es el estrés postoperatorio y por qué aparece?

El estrés en las mascotas aparece después de una operación, principalmente, porque se trata de un proceso que el animal no puede asimilar y que le hace sentir que se encuentra enfermo de un momento a otro sin que haya sucedido nada. Además, en el caso de los gatos, que son especialmente territoriales, sacarlos de su hogar durante ese período en el que se sienten débiles puede resultar especialmente difícil.

En concreto, el estrés postoperatorio en mascotas es un proceso de ansiedad que se da en el animal que acaba de ser sometido a una intervención quirúrgica por cualquier razón. Al despertar, se encuentra en una situación y un estado totalmente nuevos que les impide hacer su vida con normalidad, motivo por el que tienden a mostrar agresividad, depresión y otros muchos síntomas que, si no se controlan, pueden acabar generando un retraso en la recuperación y recaídas.

Cómo evitar este tipo de estrés en las mascotas

El dueño del animal juega un papel clave en que este tipo de estrés no se presente de forma grave o acentuada una vez que pasa la cirugía y el animal puede volver a su hogar. En concreto, es importante que prepare, dentro de su casa, una zona en la que el animal esté apartado del resto de la familia y pueda descansar tranquilo. Además, puesto que no podrá dar paseos, es conveniente invitarles a deambular suavemente dentro de la vivienda para que no pierda demasiado tono físico y pueda liberar la ansiedad que padece siempre y cuando el veterinario lo haya recomendado.

A pesar de que es importante reducir el contacto humano para evitar que el animal se estrese en exceso, es importante que, cada cierto tiempo, su amo acuda a él para acariciarle y tranquilizarle ya que esto le hará sentir más seguro respecto a su estado de salud. Poco a poco, si la mascota se muestra receptiva, es recomendable dejar que el resto de miembros también se acerquen a él.

Ponte en manos de profesionales veterinarios cualificados

Finalmente, no podemos acabar este artículo sin hacer mención a la importancia que tiene a la hora de evitar el estrés postoperatorio en animales hacer caso a las recomendaciones del veterinario y de su equipo de ayudantes técnicos veterinarios. Al fin y al cabo, son los que más saben acerca de esta materia, por lo que es también los que mejor te van a poder asesorar al respecto. Además, en caso de que detectes cualquier comportamiento que, a pesar de la situación, puedas tildar como extraño, no dudes en ponerte en contacto con ellos. Los animales tienen su propia manera de expresarse y no siempre estamos capacitados para entenderles.

Si estás interesado en recibir una formación de calidad cursando nuestros cursos de ayudante técnico veterinario, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. ¡Anímate!

¡Solicita información sin compromiso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *