ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

El quiromasaje como complemento para tratar la artrosis

La artrosis es una patología con la que millones de personas tienen que lidiar diariamente. Suele manifestarse a partir de los cincuenta o los sesenta años aunque, en algunas personas, puede aparecer incluso a los veinte o treinta años.

Es una patología muy dolorosa y, pese a los continuos avances de la medicina, todavía no se ha descubierto un tratamiento farmacológico eficaz contra esta enfermedad. Sin embargo existen otras alternativas, como el quiromasaje, que ayudan a tratar la enfermedad y a reducir sus síntomas.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa que afecta al desgaste del cartílago de las articulaciones, las cuales van perdiendo su flexibilidad y capacidad de funcionamiento. Puede afectar a todas las articulaciones, a los ligamentos, los huesos, los músculos y al líquido sinovial (el líquido que lubrica de forma natural las articulaciones). Las causas más frecuentes de la artrosis son el exceso de peso, la falta de actividad física, los movimientos repetitivos de determinas articulaciones o un trauma o lesión deportiva.

Esta patología afecta a la capacidad de movimiento de una persona debido al dolor y la inflamación. Entre los beneficios quiromasaje destacan los siguientes: ayuda a reducir los síntomas de la artrosis, disminuye la inflamación, ayuda al paciente a recuperar el movimiento y el funcionamiento normal de las articulaciones.

Beneficios del  quiromasaje en la artrosis

El quiromasaje es especialmente beneficioso para tratar la artrosis. Ello se debe a que esta técnica consigue aumentar la flexibilidad de las articulaciones, reducir la inflamación y el dolor y fortalecer el sistema inmunitario. Esta es la forma en que actúa el quiromasaje:

El quiromasaje aumenta la flexibilidad de las articulaciones

Cuando el terapeuta aplica el masaje, los músculos del cuerpo empiezan a relajarse. La relajación reduce la tensión y permite que los músculos se muevan con mayor facilidad.

Está demostrado, igualmente, que el quiromasaje reduce el tiempo de recuperación de una lesión, por lo que las personas que sufren lesiones frecuentes debido a la artrosis se recuperan mucho más rápido cuando reciben este tipo de masaje.

El quiromasaje reduce la inflamación

El masaje reduce la inflamación debido a que mejora la circulación sanguínea. Al haber un mejor flujo sanguíneo se evita que se produzca la inflamación.

Los quiromasajistas pueden reducir el dolor

Cuando los músculos sufren dolor se estrechan y esto dificulta su capacidad de movimiento. El masaje, al aumentar la flexibilidad y reducir el dolor, contribuyendo a que el músculo se mueva normalmente.

Fortalece el sistema inmunitario

Otro de los beneficios quiromasaje, además de reducir el dolor, consiste en que fortalece los tejidos del cuerpo, lo que contribuye a fortalecer también el sistema inmunitario.

Los estudios clínicos han demostrado que las personas que sufren estrés son más propensas a desarrollar la artrosis. Además, el estrés combinado con una nutrición deficientes también debilita el sistema inmunitario. Entre los beneficios quiromasaje destacan que ayuda a reducir el estrés y contribuye a mejorar el sistema inmunitario.

Si estás interesado en formarte en una disciplina como el quiromasaje, no dudes en solicitar información sobre nuestro curso especializado en quiromasaje. Nuestros asesores especialistas se pondrán en contacto contigo y te darán toda la información sin compromiso. ¿A qué esperas? ¡Anímate!

Infórmate sobre nuestros cursos de Quiromasaje. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *