ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Naturopatía para dejar de fumar

El número de personas que intentan eliminar el tabaco de sus vidas es inmenso, y la realidad demuestra que la mayoría no lo consigue solo con la intención o la voluntad. En el mercado existe una amplia gama de artículos para dejar de fumar. Muchos de ellos son medicamentos, e incluyen productos químicos no siempre recomendables. Sin embargo, ¿es posible recurrir a la naturopatía para dejar de fumar? Para responder esta pregunta conviene saber qué es la naturopatía.

¿Qué es la naturopatía y cuáles son sus métodos?

La naturopatía es, básicamente, una filosofía de vida que se sirve de un conjunto de técnicas para recuperar el equilibrio espiritual y la salud. Deriva del naturismo, y su objetivo es potenciar la capacidad del cuerpo para conservar una buena salud. Por eso, se considera una estupenda alternativa para ayudar a dejar el tabaco de manera natural.

La medicina natural también emplea plantas y hierbas, que se consumen en forma de infusiones, para ayudar a disminuir el estrés y el síndrome de abstinencia que se produce cuando el organismo deja de recibir la dosis de nicotina acostumbrada. Puede emplearse una amplia variedad de hierbas, entre ellas fumaria, saúco, gordolobo, diente de león, regaliz y menta. De cualquier manera, la opción más acertada es consultar a un profesional en naturopatía para dejar de fumar, ya que será quien pueda indicar la procedencia de utilizar o no estas u otras hierbas, además de establecer las dosis y la frecuencia con la que se deben tomar las infusiones.

Las herramientas que emplea la naturopatía forman parte de las técnicas incluidas dentro de la medicina alternativa, y abarcan desde la dieta y el ayuno hasta masajes, talasoterapia, hidroterapia y ejercicio físico. La misión de las técnicas naturopáticas es, fundamentalmente, descubrir la causa del desequilibrio que provoca las enfermedades o las conductas poco saludables, mediante la atención a los planos físico, psíquico, emocional, social y espiritual de la persona. Al favorecer la recuperación de ese equilibrio integral, apelar a la naturopatía para dejar de fumar es una opción alentadora, atractiva y beneficiosa.

Dejar el tabaco de forma natural ¡es posible!

Entre las técnicas que se suelen aplicar en un tratamiento de naturopatía para dejar de fumar se incluyen la fitoterapia, la aromaterapia, la osteopatía y el masaje terapéutico, además de la relajación y la hipnosis, combinándolas todas o algunas de ellas, según el paciente. Además, es posible añadir, como ya se ha planteado anteriormente, las infusiones, y también aplicar acupuntura y/o biorresonancia. Asimismo, es esencial promover la rotura de patrones de conducta o rutinas que inciten a fumar y el establecimiento de un programa de actividad física, de intensidad adecuada a cada persona.

El auge de las terapias naturales indica la decisión consciente de cada vez más personas de volver a lo natural, tanto en cuestiones de alimentación como para conservar la salud y abandonar hábitos nocivos como, por ejemplo, dejar el tabaco. Siempre es una buena decisión consultar a un naturópata ante cualquier problema de salud, tanto para desarrollar un tratamiento único como complementario a la medicina tradicional.

¿Te gustaría dedicarte a la naturopatía? En ISED te ofrecemos un curso de naturopatía para que puedas iniciarte en el mundo de las terapias naturales. Escríbenos, estaremos encantados de asesorarte.

¡Recibe información sin compromiso y conviértete en Naturópata!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *