ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

masaje-deportivo-tendinitis-hombro

Masaje deportivo para tratar la tendinitis de hombro

El hombro es una articulación compleja. La repetición de los mismos movimientos durante largas sesiones de trabajo o la adopción de malas posturas suelen estar en el origen de muchas lesiones de hombros que resultan dolorosas. La solución más natural y menos invasiva es, sin lugar a dudas, el masaje deportivo.

Tendinitis de hombro

Con una lesión de hombro, el dolor puede mermar la capacidad de trabajo y, en el peor de los casos, puede resultar hasta incapacitante. Especialmente en casos en los que se realizan tareas físicas con brazos y manos. Una de las lesiones más incómodas de sobrellevar en los hombros es la tendinitis. Los tendones son la unión natural entre músculos y huesos y son parte imprescindibles de las acciones de movimiento y de fuerza humanas. Sin embargo, el uso constante y repetitivo de los mismos músculos y de las articulaciones pueden acabar por inflamar los tendones.

También se puede dar el caso de lesiones recurrentes asociadas de los manguitos rotadores. Los manguitos rotadores son una serie de músculos y tendones que están también unidos a los huesos y los músculos del hombro. Articulaciones que son esféricas. Los manguitos rotadores son los responsables no sólo del movimiento del hombro sino de su estabilidad en sus rangos. Los manguitos rotadores, como consecuencia de los movimientos repetitivos, se desgastan, hinchándose, ocasionando igualmente dolores. En un grado avanzado de afección, los movimientos acaban por limitarse.

Cuando la inflamación es generalizada se habla de tendinitis aguda de hombro, cuando la lesión no se resuelve en un primer estadio de desarrollo, se habla de una afección crónica.

Masaje profesional

La solución para la tendinitis de hombro, la menos invasiva y natural es, sin lugar a dudas, el masaje profesional deportivo. Un masajista deportivo con experiencia aplicará presión con las manos sobre la zona afectada con la finalidad de alargar el tendón y los tejidos doloridos. Con ello, se libera la tensión y el dolor desaparece poco a poco.

El masaje en un primer momento se realiza de forma suave y superficialmente con la intención de regenerar los tejidos dañados. Esta presión se realiza con las yemas de los dedos o solamente con los pulgares. El paciente experimentará un dolor en la zona tratada durante el masaje pero se trata de una molestia tolerable que el masajista sabrá controlar y adaptar con preguntas frecuentes al mismo paciente. En cualquier caso, las presiones del masaje se realizan de manera repetitiva pero en secuencias de muy corta duración, de apenas uno o dos minutos.

Cuando la inflamación desaparece, el masajista intensifica el masaje para tratar, ahora sí, los tejidos más profundos de la zona del hombro. La sesión de masaje puede incluir el uso local de hielo en la zona del tendón afectado para ayudar a reducir la inflamación. El masaje en hombros afectados tiene también un poder regenerador. La fricción del masaje incrementa el riego sanguíneo en la zona dañada y, con ello, un muy beneficioso aumento del oxígeno en músculos y tendones.

El masaje deportivo es la mejor opción para casos de lesiones de tendinitis de hombro. Porque la movilidad llama a la vitalidad y la vitalidad siempre es síntoma de salud.

Si quieres convertirte en Técnico Especialista en Masaje Deportivo solicita más información. ¡Te esperamos!

Solicita información para convertirte en Técnico Especialista en Masaje Deportivo, ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *