ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

lesiones-comunes-jugadores-futbol

Las lesiones más comunes jugadores fútbol

El fútbol es un deporte realmente exigente en términos físicos. Al fin y al cabo, el jugador tiene que contar con una excelente resistencia física para disputar los 90 minutos de cada encuentro y, a la vez, disfrutar de una gran potencia y punta de velocidad. Esto hace que sea tendente a sufrir determinados tipos de lesiones.

Sin duda, la labor del masajista profesional especializado en el ámbito deportivo es fundamental para prevenirlas y sanarlas.

¿Cuáles son las afecciones más frecuentes en el mundo del fútbol?

Pero, antes de hablar de los beneficios del masaje deportivo para prevenir y curar las lesiones propias de los jugadores de fútbol, debemos saber cuáles son exactamente. Más allá de los golpes en la cabeza, los cuales son extremadamente habituales en esta disciplina debido a la cantidad de disputas por alto que hay en cada partido, debemos mencionar los siguientes:

  • Tendinitis en la zona del tendón de aquiles y en los aductores.
  • Roturas de las fibras musculares en gemelos, isquiotibiales y aductores.
  • Roturas de menisco.
  • Osteopatías de pubis.
  • Esguinces de rodilla y tobillo.

Salta a la vista que la mayoría de estas lesiones son de índole muscular u ósea. Por lo tanto, el masaje es totalmente adecuado para evitarlas y para favorecer una recuperación completa.

El plan del masajista profesional para evitar lesiones en los futbolistas

La labor del masajista deportivo profesional consiste, en un primer momento, de tratar al futbolista para evitar que sufra cualquiera de las lesiones comentadas anteriormente. Para ello, realiza una serie de estiramientos, masajes y ejercicios sobre las piernas con la finalidad de fortalecer, tonificar y acondicionar la musculatura para el momento de la disputa del encuentro o de la sesión de entrenamiento.

Pero, más allá de eso, también instruye al jugador en determinadas técnicas de automasaje. Al fin y al cabo, él no puede aparecer en el terreno de juego antes de que dicho jugador salte al césped, por lo que él mismo debe saber cómo masajearse y realizar los ejercicios y estiramientos adecuados.

El masaje deportivo para tratar lesiones

No existe ningún plan de entrenamiento o de masaje deportivo que garantice al cien por cien que el sujeto no sufrirá una lesión como cualquiera de las que hemos comentado anteriormente. Sin embargo, sí que es posible acortar los plazos de recuperación y trabajar para que el problema no vuelva a suceder en el futuro.

En este sentido, el masajista se ocupa de analizar la lesión y, con sus manos, de palpar la zona para comprobar su estado. A partir de ahí, en primer lugar, utilizará técnicas manuales con el propósito de favorecer la circulación de la sangre y de descontracturar la musculatura. Esto, de por sí, ya se traduce en una reducción del dolor para el jugador.

Además, la labor del masajista deportivo profesional es fundamental también para el equipo médico. Y es que, sin los beneficios del masaje deportivo, sería imposible acortar hasta tal extremo los plazos de recuperación del jugador si se comparan con los que tendría que soportar cualquier persona normal.

¿Te gustaría convertirte en masajista deportivo y trabajar en el mundo del deporte? Con ISED puedes hacer realidad tus sueños. Contáctanos y te informaremos sin compromiso. ¿A qué esperas? ¡Tu futuro empieza hoy!

Solicita HOY información sin compromiso y conviértete en Masajista Deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *