ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Modelo-imagen-blog-Los-beneficios-de-la-osteopatía-visceral

Los beneficios de la osteopatía visceral

En esta ocasión queremos hablaros de la osteopatía visceral y de los grandes beneficios que pueden obtenerse al utilizarla como complemento.

¿Qué es la osteopatía visceral?

La osteopatía visceral es una disciplina con un gran impacto terapéutico que desarrolla los trabajos históricos del osteópata y fisioterapeuta francés Jean Pierre Barral. La osteopatía visceral se centra en actuar con unos suaves masajes sobre los ligamentos relacionados con los órganos del cuerpo humano y en restablecer sus capacidades para moverse y funcionar libremente. En ocasiones, como consecuencia de golpes traumáticos o de situaciones de estrés, los órganos entran en un estado de tensión que les impide actuar correctamente, generando problemas de salud derivados. Indeseables y hasta incapacitantes. Los beneficios de la osteopatía visceral son extraordinariamente amplios.

Beneficios osteopatía visceral

La osteopatía visceral da respuestas a los desequilibrios funcionales y estructurales en todo el cuerpo, los del sistema musculo esquelético, los del vascular, el nervioso o el respiratorio. Esta práctica estimula las capacidades naturales del cuerpo para -lo dicho- mejorar el funcionamiento de los órganos, para reducir los efectos negativos del estrés y para optimizar los movimientos de los músculos y de los huesos gracias al tejido conectivo o la fascia. Los beneficios de este tipo de osteopatía alcanzan a dolencias y afecciones físicas y no tan físicas como el estreñimiento, las depresiones, el señalado estrés, los dolores de cabeza y las migrañas, el llamado síndrome del túnel carpiano, las ciáticas o, incluso, resuelven problemas de salud en el caso de cólicos infantiles.

Otros beneficios de la osteopatía visceral destacables son la mejora de los procesos de digestión, la reducción de las hinchazones y el tratamiento de los dolores lumbares.

Existen otros beneficios que no son tan conocidos como las reducciones en los tiempos de curación y en los de cicatrización. Las acciones manuales de los masajes de cualquier osteópata permiten del mismo modo una ventaja destacable que no se ve, la secreción de fluidos hormonales de serotonina que tienen cualidades relajantes y que favorecen la distensión muscular. Algo que está en la base de esta terapia.

La intervención del osteópata, que suele durar entre 20 y 45 minutos, consiste en masajes ligeros en zonas clave de los ligamentos afectados de los órganos. Con estos masajes, los especialistas consiguen liberar al órgano de su estado de tensión y devolverle la funcionalidad y el movimiento reducidos, o perdidos.

¿Existen contra indicaciones en la osteopatía visceral?

El objetivo no es otro que ayudar al cuerpo a recuperar su estado normal de manera totalmente natural. Por lo que se refiere a las contra indicaciones de las técnicas de la osteopatía visceral, éstas hay que relacionarlas con la situación clínica de cada sujeto, con lo que la persona afectada puede tolerar o no, y no con limitaciones de las propias intervenciones en los sistemas y órganos corporales.

La especialización del osteópata autorizado introduce en las terapias conocimientos más concretos. Así, se puede hablar de profesionales osteopáticos, quiroprácticos, de fisioterapeutas, de terapeutas ocupacionales y de personal especializado en masajes y en intervenciones corporales mucho más específicas. Por todas estas razones, la osteopatía visceral es un camino natural para la salud.

Si te interesa formarte como osteópata, ¡solicita más información sobre el Curso de Osteopatía de ISED!

¡Solicita información de nuestros cursos sin compromiso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *