ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

El aumento de lesiones deportivas en primavera y verano

Es posible que no lo sepas, pero según los numerosos estudios contrastados, en primavera y en verano el número de lesiones entre aquellos que practican ejercicio físico sube un 25% respecto al resto del año. Sin duda es un dato realmente curioso. ¿Sabes por qué? Aquí vamos a explicarte por qué al realizar deporte con buen tiempo corres un riesgo mayor.

La falta de preparación, principal detonante de las lesiones deportivas en verano

Llega el otoño y, con él, el mal tiempo. Y es que, por cada día que hace sol y apetece salir a correr o ha hacer cualquier otra actividad, hay dos en los que llueve o en el que el frío invita a que te quedes en casa. ¿En qué se traduce esto? Pues en que, si lo comparas con la primavera y el verano, durante los meses menos cálidos y más lluviosos del año haces mucho menos deporte.

Si eres un amante del deporte, seguro que aguardas la llegada de los meses de abril y mayo para recuperar tu rutina. De hecho, esto es exactamente lo que hacen aquellos que más sufren lesiones deportivas. Es decir, salen a la calle y, aprovechando el buen tiempo, lo dan todo inmediatamente, lo que se traduce en un incremento de la fatiga muscular y, en casos extremos, en sobreesfuerzos que se acaban pagando con lesiones deportivas.

Pasar de forma rápida de la inactividad o, en su defecto, de la práctica de ejercicio poco habitual a realizar grandes esfuerzos físicos con motivo de la llegada de la primavera es una práctica realmente peligrosa. Y es que ese 25 % de incremento de lesiones deportivas al que hemos hecho referencia anteriormente se debe a esta razón y no debe tomarse a la ligera.

¿Cómo prevenir las lesiones deportivas en primavera y en verano?

Sabemos que, en estos momentos, lo que más te apetece es salir a realizar deporte con buen tiempo. Sin embargo, lo mejor es que te tomes un momento de pausa y lo reflexiones adecuadamente. Empieza por revisar tu equipamiento deportivo ya que un gran porcentaje de las lesiones se debe a su mal estado. Asimismo, en caso de que te encuentres en algún grupo de riesgo en términos de salud, es conveniente realizar un chequeo médico. La prevención es fundamental para evitar problemas y lesiones.

Y, sobre todo, a la hora de empezar a hacer deporte con buen tiempo, tómatelo con calma si has estado relativamente inactivo durante los últimos meses. Puede que hace un año fueses capaz de correr 15 km sin grandes dificultades, pero ahora esa cifra a tu cuerpo le puede venir muy larga. Escucha lo que tu cuerpo te dice y no lo fuerces, sobre todo, al principio. En unas semanas, probablemente, habrás recuperado la mayor parte de tu condición física.

Algo que muchos practicantes de deporte no tienen en cuenta, pero que ayuda en gran medida a retomar la práctica del deporte, es combinar estas primeras jornadas con sesiones de masajes deportivos. Estas sesiones ayudarán sin duda a minimizar las tan temidas agujetas, a detectar posibles dolencias derivadas de retomar el ejercicio, etc.

En definitiva, la mejor manera de evitar lesionarte al hacer ejercicio ahora que ha llegado el buen tiempo es usar la cabeza y el sentido común. Proporciona a tu cuerpo el tiempo que necesita para volver a estar en forma y podrás estar seguro de que todo irá bien.

Si estás interesado no solo en la práctica deportiva sino en dedicarte profesionalmente a ayudar a otros a través del masaje deportivo, solicítanos información sin compromiso acerca de nuestros cursos de masaje deportivo, resolveremos todas tus dudas. ¡Anímate!

¡Solicita información ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *