ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Tipos de quirófanos veterinarios

El acondicionamiento del quirófano veterinario es uno de los trabajos principales de cualquier auxiliar en veterinaria. Ahora bien, hay que saber qué es lo que se encuentra en este espacio y cómo se deben llevar a cabo tareas como la higienización, algo que vamos a intentar resumir a continuación.

Tipos de quirófanos

Lo normal es que comencemos explicándote que en una clínica pueden existir varios tipos de quirófanos. Por ejemplo, hay centros veterinarios en los que te encontrarás con salas especiales para cirugía menor, otros para proceder al anestesiado del animal y otros completamente aislados.

Estos últimos son los más importantes. En ellos es donde se llevan a cabo las intervenciones de mayor riesgo y complejidad. El aislamiento se refiere a que están completamente protegidos del exterior para que no se produzca ninguna contaminación bacteriana ni de ningún otro tipo.

Por regla general, estos son los principales tipos de quirófanos que te vas a encontrar y cada uno de ellos tiene una serie de características muy concretas que no debes perder de vista en ningún caso.

Lo que te encontrarás en un quirófano veterinario

Los de atención primaria o cirugía menor son los más simples. En ellos vas a ver poco más que una camilla y el instrumental necesario para conseguir tratar al animal. Sí que puede haber material quirúrgico, aunque este será siempre el más simple.

Hablamos de bisturíes, pinzas y todo tipo de jeringuillas y demás con las que realizar sedaciones leves. Lo importante en este caso es que el material esté siempre bien ordenado y que se esterilice tras su uso.

En el caso de las salas de anestesiado, estas son más complejas y deben prepararse siguiendo las indicaciones del experto en anestesiología veterinaria con el que trabajes. Lo normal es que te topes con equipos de entubación y con dispositivos para realizar el anestesiado tanto por vía respiratoria como de forma inyectada.

El quirófano propiamente dicho sí que tiene una buena cantidad de equipos médicos. Aquí abundan hoy en día desde dispositivos para cirugía láser a través de CO2 hasta equipos de monitorización de las constantes vitales del animal pasando por otras muchas herramientas para dar un servicio de calidad.

La higiene en el quirófano

Si nos quedamos con el último tipo de quirófano descrito, no hace falta especificar que las medidas de higiene deben ser extremas. El motivo es que cualquier pequeña contaminación puede terminar afectando al cuerpo del animal que se va a operar.

Así, tanto el material como las superficies y los equipos que vayan a entrar en contacto con el veterinario, el auxiliar o el mismo animal deben alcanzar los niveles más alto de limpieza asegurando que el quirófano se convierte en una sala segura y aislada del resto de la clínica.

En definitiva, el quirófano es uno de los espacios más delicados de todos los que te vas a encontrar en tu clínica. Su limpieza, el orden y un buen acondicionamiento son esenciales para que los animales puedan tener las garantías de estar en las mejores manos cuando su salud se resiente.

Si quieres convertirte en la mano derecha del cirujano veterinario, solicita información sin compromiso sobre nuestro curso de Auxiliar Quirúrgico Veterinario. ¿A qué esperas? ¡Pon rumbo a tus sueños ahora mismo!

Solicita información ahora y conviértete en Auxiliar Quirúrgico Veterinario. ¡No lo pienses más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *