ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Los signos de dolor en los gatos

Los signos del dolor en los gatos | ISED curso Auxiliar Clínica VeterinariaLos signos de dolor en los gatos son difíciles de detectar ya que los gatos son muy hábiles escondiéndolos sobre todo en caso de dolor crónico, por ejemplo debido a una enfermedad de larga duración, por eso, puede ser complicado conocer la intensidad del dolor y de dónde proviene.

La cosa se complica porque en los gatos hay mucha más variabilidad en la forma de reaccionar al dolor respecto a los perros y además un papel muy importante lo juega el ambiente, la edad y el estado físico general del animal.

¿Cuáles son las causas del dolor en los gatos?

Todo tipo de enfermedad, en el caso específico, sobre todo articular, trauma o cirugía puede causar dolor en los gatos.

¿Cómo podemos averiguar si nuestro gato sufre dolor?

Como hemos dicho hay mucha variabilidad en las formas en las cuales los gatos manifiestan dolor. En algunos casos las manifestaciones pueden ser activas, es decir que el animal puede presentarse agitado, vocalizar o volverse agresivo si intentamos tocarlo, mientras que, en otros casos, las manifestaciones son más depresivas, el animal se presenta quieto no juega, cambia su comportamiento normal o no quiere moverse. En los casos más graves, puede rechazar el aliento y mostrar una respiración más rápida y superficial o unos latidos del corazón aumentados de frecuencia.

Recordamos que no es el comportamiento en sí, sino los cambios de comportamiento que pueden indicarnos si el animal está padeciendo algún dolor.
En las clínicas veterinarias, a veces, se utilizan las llamadas escalas del dolor, en las cuales es posible encontrar indicaciones del grado de dolor que puede sufrir un gato. En todo caso, nada puede sustituir al ojo experto de un veterinario.

Un ejemplo de escala de dolor en los gatos elaborado por el Hospital Veterinario de la Colorado State University:
El dolor en los gatos | ISED Esquema de evaluación del dolor:

• Comportamiento del gato en su ambiente
• Interacción con los humanos
• Postura y expresiones faciales
• Observación pre y post operatoria o pre y post trauma
• Tratamiento
• Evaluación del efecto del tratamiento

¿Qué podemos hacer si sospechamos que nuestro gato padece dolor?

Lo primero es una visita completa al veterinario en la cual debemos contar cada síntoma o cambio en el comportamiento. Es muy importante ser precisos, considerando que los gatos pueden reaccionar de forma diferente en la clínica y no mostrar los síntomas que podemos apreciar en casa, su ambiente normal. Si el animal se está recuperando de una intervención será importante que descanse lo más posible en un sitio tranquilo en el cual se sienta confortable. Seguiremos todas las pautas de medicación recomendadas por el veterinario y si notamos que la recuperación es más lenta, contactaremos al veterinario para obtener nuevas instrucciones.

¿Qué puede hacer el veterinario?

Lo primero será individuar la causa del dolor del animal, sobre todo, como hemos mencionado, a través de una buena anamnesis, es decir la recopilación de información acerca del gato y la evolución del proceso. En esta fase la cooperación del propietario y su atención a los detalles es fundamental.

El veterinario procederá a una inspección visual y física, sobre todo por palpación de la zona que sospecha. En algunos casos podrá pedir uas pruebas complementarias, como por ejemplo, RX, ecografía, análisis de sangre u orina, dependiendo del caso.

Debemos considerar que si el animal no come el veterinario podrá aconsejar la hospitalización: el ayuno en los gatos se debe considerar muy peligroso, considerando que en muy poco tiempo puede llevar a una enfermedad hepática. Por esta razón es muy importante evaluar correctamente el consumo de alimento y, si notamos que el gato no come, llevarlo inmediatamente para un chequeo.

Si el dolor es debido a algún trauma o enfermedad, a parte las medicaciones específicas, se suministrará algún antiinflamatorio. La dosis y la frecuencia de suministración dependerán del tipo de enfermedad y del animal.

MUY IMPORTANTE: no debemos suministrar en ningún caso antiinflamatorios para uso humano. Éstos pueden ser muy peligrosos para el gato.

En ISED formamos a los mejores profesionales del sector. Si te interesa conocer nuestra oferta formativa en veterinaria, consulta nuestros cursos, la matrícula está abierta. 😉

Infórmate sobre el curso de Auxiliar Clínica Veterinaria. ¡Matrícula Abierta!

16 pensamientos en “Los signos de dolor en los gatos

  1. AvatarFlorencia

    Hola, me parecio muy bueno el documento, tengo una gata y siempre trato de cuidarla lo mejor que puedo. La doctora Vera Vicinanza podra enviarme un email? Quisiera hacerle algunas consultas

    Responder
    1. Avatarmarta palomar

      Florencia puedes hacer tus consultas por este mismo medio o a través de nuestro Facebook (facebook.com/isedveterinaria). Intentaremos responderlas lo antes posible.

      Responder
  2. AvatarMari

    Apreciada doctora, mi gato adulto le quitaron las unas delanteras, pues fue algo necesario que toco hacer, ya que no comparto esto, aunque le pusieron antibiotico, quiero que usted me recomiende algo para el dolor, lo veo acostado muy pasivo y le salen lagrimas, claro, esto fue hace un dia que lo operaron…..pero me angustia y se que eso es muy doloroso! por favor que le puedo dar

    Le agradezco su gentil respuesta

    Mari

    Responder
    1. Avatarmarta palomar

      Mari, te facilitamos la respuesta de nuestra veterinaria Vera Vicinanza:

      Hola Mari
      En principio la intervención de amputación de las uñas puede provocar mucho daño al gato. Como tú misma has podido comprobar el gato sufre mucho y se trata de un procedimiento muy doloroso. El gato sufre físicamente y psicologicamente considerando que se trata de una minusvalía que compromete la vida de relación del gato con los otros gatos y que frustra las actividades de marcaje del territorio y los comportamientos normales del animal. Se trata de comportamientos que son instintivos y que el gato puede itentar realizar continuando a experimentar dolor por toda su vida. No se trata de cortar solo las uñas, si no las falanges, así que también está comprometida la forma normal de andar del gato.
      Las complicaciones de la cirugía son muy frecuentes por esto te recomiendo que hagas controlas a tu gato después de la operación para que se compruebe que no ha habido consecuencas de la cirugía. Desgraciadamente el dolor crónico puede ser una consecuencia y por esto las curas son poco eficaes.
      Obviamente, ahora que el gato ya está operado, deberá ser un gato de interior o vigilar que si sale a un espacio exterior no haya otros animales con los cuales pueda pelearse, quedándose siempre en una situación de inferioridad.

      Espero que tu gato pueda recuperarse lo mejor posible y te aconsejo muy vivamente que no vuelvas a hacer esta intervención a otro gato.

      Responder
    1. Avatarmarta palomar

      Te responde nuestra veterinaria Vera Vicinanza:
      El dolor puede tener origen diferente. Es importante que un veterinario evalúe el animal y pueda establecer un diagnóstico, sin el cual no es posible solucionar el problema. Si tienes los síntomas que refieres, se trata de una urgencia y debe ser trasladado lo antes posible a una clínica para que le atiendan inmediatamente.

      Espero que el problema tenga solución y que tu gato se recupere.

      Responder
  3. AvatarJota

    Hola, buenos días.

    Les escribo para hacerles una pregunta acerca de mi gata (que tiene 8 años), creo que relacionada con el tema del texto.

    Después de tener que dejarla un par de días sola, al llegar a casa me la encontré un poco rara, como apática. Al principio no me di cuenta, pero en cuanto la cogí en brazos vi que tenía uno de los colmillos de abajo desplazado. Además se le queda la boca un poco abierta e incluso asoma un pedacito de la lengua por momentos. La verdad sea dicha, he sido bastante descuidado con el tema de la higiene bucal, así que imagino que el problema vendrá por ahí, dado el mal aliento que ahora mismo tiene.

    Temiendo que no hubiese podido comer el pienso de la tolva por las molestias, me apresuré a darle unas lonchas de pavo, que es más blandito y le encanta. Lo cierto es que comió con voracidad, pero claro, se veía que tenía molestias.

    El caso es que me da la sensación de que tiene bastante dolor. No sabría encuadrarlo en la escala del artículo, porque diría tiene síntomas de todos los niveles. Y por supuesto tampoco sabría decir si hay algún tipo de infección. Físicamente, yo sólo veo el desplazamiento del diente. El colmillo desplazado tiene una mancha negra en su cara externa, eso sí, pero la encía parece normal, y no aprecio hinchazón ni nada parecido.

    Por tanto, en resumen:

    – La gata está apática, como adormilada y perezosa.
    – En ningún momento es agresiva conmigo, pero tampoco parece estar cómoda si la toco mucho. Eso sí, no se esconde ni huye de mí. No tiene problema por estar a mi lado.
    – Parece que tiene apetito y sed normales. De hecho, diría que come con bastantes ganas.
    – La respiración parece normal, ni agitada ni lenta en exceso.
    – Cuando se relame o come, a veces emite como gemiditos.
    – Responde con normalidad a estímulos, por ejemplo cuando oye algún ruido de la calle o el timbre de casa.

    La triste realidad es que mi situación económica actual me dificultaría muchísimo acudir a una consulta veterinaria. Así que me dirijo a ustedes para preguntarles si hay algo que pueda hacer o darle para hacerla sentir mejor. Sé que es tremendamente complicado, por no decir imposible, hacer un diagnóstico sin ver y explorar al animal, pero me gustaría que me diesen su opinión al respecto, en la medida de lo posible.

    Les agradezco de antemano por la ayuda que puedan prestarme. Reciban un cordial saludo.

    Responder
    1. Avatarmarta palomar

      Jota, te responde nuestra veterinaria Vera Vicinanza:

      Los problemas orofaringeos en los gatos pueden reconocer un origen diferente. Tal vez se trate solo de un problema bucal o tal vez no, considerando que hay algunas enfermedades generalizadas que pueden tener como síntoma un problema bucal. De lo que has observado podría ser un problema local, pero el hecho de que esté perezosa y apática podría también depender de un problema general.

      Lo primero que tenemos que considerar en estos casos es que los gatos intentan aparentar menos de lo que sufren en realidad, así que es posible que tu gata esté sufriendo bastante por estas molestias. Si está apática podría ser que tuviera fiebre y que el proceso se haya generalizado.

      El mal aliento necesita ser evaluado con mucha atención porque, en algunos casos, indica problemas renales o infecciones bucales.

      Estoy segura que estás preocupado por tu gata y por su bienestar y, aunque soy consciente de que las curas veterinarias pueden ser bastante caras, creo que en este caso deberías acudir a tu veterinario de confianza y que le haga una exploración general y una analítica al fin de establecer si solo se trata de un problema localizado o es más general. Creo que sea la decisión más sensata antes de que las cosas empeoren.

      Es muy importante que tu gata no deje de comer porque el ayuno en los gatos puede ser peligroso y afectar la salud general muy rápidamente.
      Otra consideración importante es la edad de tu gata: empieza a ser una señora de cierta edad y necesitará cada vez más cuidado y atención.
      Espero que el problema se pueda solucionar rápidamente

      ¡Mucha suerte!

      Responder
  4. AvatarElvira

    Mi gato tiene 12 años y padece glaucoma en los dos ojos, le edtoy hechando gotas, pero esta siempre hechado, come menos y no se como saber si tiene dolor, me puede decir como puedo saber si tiene dolores
    Gracias

    Responder
    1. Avatarmarta palomar

      El dolor ocular en el glaucoma es variable, así que no podemos decirte con certeza si siente dolores. Si notas que tu gato tiene un comportamiento distinto al habitual debes consultarlo con tu veterinario.

      Responder
  5. AvatarPatry

    Buenas tardes. Mi gato de casi tres años esta atravesando por un dolor en el Sacro, lo lleve al veterinario y le puso un analgésico desinflamatorio. Eso fue a eso de las 6 de la tarde, a eso de la 9 de la noche acaricie a mi gato por la zona que le duele y no se quejo. Pero hoy por la mañana lo volví a acariciar por la misma zona y se quejo, quiere decir que le sigue doliendo. Estoy en un dilema, no se que hacer, si llevar a mi niño para que le pongan otra inyección o cambiar de veterinario. Me da miedo que la cosa vaya a más y ya no tenga remedio. Casper es lo más parecido a un hijo que he tenido, es mi vida y necesito que este bien. Ayudarme por favor.

    Responder
    1. AvatarAlba Guerrero

      Patry, esperamos que tu gato Casper esté mejor. Siempre que sospeches que tu mascota tiene algún dolor no dudes en llevarlo de nuevo al veterinario, al menos para que lo pueda ver un especialista. Un saludo para ti y para Casper.

      Responder
  6. AvatarMIMI

    hola ,hace 3 dias mi gata se cayo de un tercer piso,acudi al veterinario por daños en la boca,el caso es que de la caida a perdido los 4 colmillos y los dientes,la dejaron ingresada,y desde que paso mi gata esta agresiva con mi otra gatita,y me gruñe cuando la toco,el caso es que no consigo darle el antibiotico y el antiinflamatorio,y la boca la tiene siempre entreeabierta ,y esta bastante desconfiada,cuqnto tiempo suele tardar en cicatrizar las heridas y porque mi gata esta tan rara.?

    Responder
    1. AvatarAlba Guerrero

      Hola Mimi,

      Los felinos son seres muy sensibles y muchas veces reaccionan violentamente ante síntomas de dolor. No dejes de darle su medicación, porque aunque ella no entienda que es lo mejor para ella, es necesaria para que se cure correctamente. La persona que mejor te podrá asesorar es tu veterinario/a de confianza, así que no dudes en acudir a él para comunicarle la situación de tu gatita. Esperamos que se mejore pronto. ¡Un saludo!

      Responder
  7. AvatarTere

    Mi gata se fracturo la tibia y estuvo bastante fastidiada despues de la operacion. No habia manera de que andara bien. Me moria de pena de verle lo que pasa que la verdad empece a darle cissus de mascosana y evoluciono super rapido. Esta como si nada.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *