ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Leishmaniosis humana zoonósica

Leishmaniosis humana | ISEDEs habitual encontrarse con propietarios que aparte de temer por la salud de su perro con leishmaniosis, también temen que sean contagiados ellos mismos y su familia.

La leishmaniosis es una enfermedad grave causada por  parásitos del género Leishmania. Estos parásitos son transmitidos a los animales y humanos por la picadura de las hembras de unos insectos, los mosquitos flebótomos.

El flebótomo se alimenta de la sangre de un animal infectado, adquiriendo el parásito en su fase amastigote. Dentro del flebótomo, el parásito se desarrolla pasando a promastigote en un tiempo no menor de 7 días. El  animal o humano se infecta cuando el flebótomo que contiene al promastigote en la saliva se alimenta de sangre. Los promastigotes se transforman en amastigotes en el interior del animal o humano. Si el animal o humano tienen un sistema inmunitario débil pueden llegar a enfermar de forma grave si no, su respuesta inmunitaria será suficiente para evitar el desarrollo de la enfermedad.

Por lo tanto, para que se transmita al humano, es imprescindible la participación del flebótomo que actúa como vector de la enfermedad, se trata entonces de una zoonosis (enfermedad transmisible de los animales al hombre) indirecta,  ya que el perro no transmite al humano la leishmaniosis a través de secreciones, heces, mordeduras, etc. Sabiendo esto, la probabilidad de que el propietario o su familia sean contagiados por su propia mascota es escasa pero los propietarios deben saber que su perro puede ayudar a la extensión de la enfermedad entre los perros y entre los humanos.

Hace 25 años un perro con leishmaniosis era un perro que se sacrificaba por el riesgo que suponía para la salud pública. Afortunadamente, en la actualidad no es así, ha habido una evolución en cuanto a prevención y tratamiento de la enfermedad  y también en cuanto a responsabilidad y ética.

La tenencia de un perro con leishmaniosis no tiene que ser un hándicap, sino todo lo contrario, ya que al responsabilizarnos de él, participaremos activamente para evitar la propagación de la enfermedad, convirtiéndonos así, en defensores de la salud y derechos de los animales y humanos.

Si te gustan los animales, consulta todos los cursos que ISED te ofrece para profesionalizarte en el sector de la veterinaria.

Infórmate del curso de 'Auxiliar Clínica Veterinaria' ¡Matrícula Abierta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *