ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

El ronroneo de los gatos protagonista de la leyenda desmentida de esta semana

ronroneo

Un gato ronronea cuando se siente a gusto y feliz, pero este sonido no es sólo una muestra de felicidad. El nuevo artículo de “Mentiras y verdades sobre gatos” de la coordinadora de los cursos online del Área de veterinaria de ISED, Vera Vicinanza nos explica que es lo que provoca que los gatos ronroneen.

Leyenda urbana 8: El ronroneo del gato expresa su felicidad
Compartir momentos íntimos, tranquilos y relajados con nuestro gato es una experiencia fascinante que nos llena de sensaciones pacíficas y placenteras y nuestro gato demuestra compartir nuestras sensaciones…ronroneando. El ronroneo es, por lo tanto, una demostración de felicidad, pero no solo esto. Varios estudios han demostrado que los gatos no solo ronronean cuando están felices, sino también cuando sufren, experimentan dolor, estrés y, en algunas hembras, durante el parto. Incluso se han visto gatos ronronear antes de morir.
El gato ronronea cuando experimenta sensaciones positivas, pero también en casos de peligro o dolor. Se han hecho hipótesis apuntando que el ronroneo es una manifestación de apaciguamiento, una tentativa de mandar señales amigables, confirmar el estado de ánimo positivo en condiciones de tranquilidad e intentar instaurar calma en casos de dolor o peligro. En principio se pensaba que el ronroneo se producía gracias a unas falsas membrana detrás de las cuerdas vocales; después se pensó que derivaba de fenómenos hemodinámicos que aumentaban la presión sanguínea en la vena cava caudal. Finalmente el misterio se desveló en 1972, cuando se descubrió que el ronroneo se debe a un fenómeno aerodinámico, es decir a la apertura y cierre de la glotis por el movimiento de los músculos laríngeos y diafragmáticos.

El ronroneo en los recién nacidos tiene importancia en el establecimiento de los lazos maternofiliales: el cachorro con solo una semana ronronea mientras es amamantado, transmitiendo a la madre que todo es correcto, mientras que a su vez la madre ronronea para transmitir tranquilidad a sus cachorros. En los adultos este comportamiento sigue presentándose como señal apaciguadora.

Una curiosidad es que los felinos mayores no son capaces de ronronear: un tigre o un león pueden producir un ronroneo sencillo, pero no múltiple o continuo, como sucede en los gatos que son capaces de producir el sonido no solo con cada aliento exhalado (como el tigre) pero también con cada aliento inhalado.No todos los gatos ronronean de la misma forma y con la misma intensidad: los hay que con solo tocarlos ya lo hacen y otros menos “cariñosos”. Una forma para obtener un gato “ronroneador” es acariciarlo y mimarlo desde pequeño y emitiendo nosotros mismos suaves ronroneos. Se ha observado que gatos criados con biberón o que han crecido muy mimados, ronronean más.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *