ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Auxiliar-veterinario,-clave-en-la-difusión-de-alimentos-tóxicos-para-mascotas

Auxiliar veterinario, clave en la difusión de alimentos tóxicos para mascotas

Tendemos a humanizar a nuestras mascotas y tratarlas como uno más de la familia. Pero nuestros animales son muy diferentes a los humanos en aspectos tan concretos como puede ser su metabolismo. Por consiguiente, sus dietas también deben serlo.

Tanto los veterinarios como la figura del auxiliar veterinario deben informar debidamente a los propietarios de mascotas de la importancia de conocer los alimentos que pueden serles perjudiciales.

Vamos a desgranar algunos de los alimentos que son tóxicos para nuestros perros: no serán los más tóxicos, ni todos los que hay, pero sí algunos de los más frecuentes por la experiencia en clínica.

La cebolla y el ajo, alimentos tóxicos para nuestras mascotas

La cebolla y el ajo se tratan de ingredientes comunes en cualquier guiso casero que se preste. De hecho, los casos que he tenido en la práctica diaria son precisamente por completar el pienso de nuestras mascotas con el caldo sobrante de nuestro guiso, buscando mejorar el sabor de esas bolitas con aspecto tan soso y aburrido.

Ciertamente, da igual que se suministren crudas, cocidas solas, deshidratadas o con otros alimentos, son tóxicas de cualquier forma. Ambas son plantas que contienen un compuesto químico de origen azufrado denominado tiosulfato, compuesto presente en mucha mayor cuantía en la cebolla que en el ajo. Nuestros perros no disponen de la enzima necesaria para su metabolización, lo cual afecta a sus glóbulos rojos, provocando su rotura y consecuentemente anemia.

El síntoma más llamativo es la coloración de la orina del animal, que puede llegar a ser desde rojiza hasta negruzca, debida a la hemoglobina liberada por el glóbulo rojo al romperse.

La gravedad del caso y el tiempo que tardan en aparecer el síntoma dependerá de la cantidad suministrada al perro. Pero igual de malo es comer 600/800 gramos de cebolla en una sola comida como ofrecer 150 gramos durante varios días.

Siempre que  los síntomas sean leves, es suficiente con retirar estos ingredientes de su dieta para que el animal se recupere completamente.

Otros alimentos tóxicos para mascotas: chocolate, café y bebidas con cafeína

Estas bebidas estimulantes contienen dos metilxantinas; la Teobromina y la Cafeína, ambas tóxicas para nuestros perros debido a su lenta metabolización, que provoca que se acumule en el organismo. En general, cuanto más oscuro sea el chocolate más de estas sustancias contiene y, por tanto, más peligroso para el animal; un perro necesita solo 100mg de teobromina por quilo de peso para intoxicarse.

Como detalle, el chocolate negro contiene aproximadamente 1,22% de teobromina, por lo tanto ofrecer tan solo 85 gramos podría intoxicar a un perro mediando de 11 kilos; con chocolate con leche, que contiene aproximadamente 0,15% de teobromina, necesitaríamos, sin embargo, 680 gramos para intoxicarle.

Síntomas de mascotas intoxicadas

A bajas concentraciones provoca vómitos, diarrea, incoordinación de movimientos e hiperexcitabilidad. Con dosis más elevadas, los síntomas son más graves llegando a provocar convulsiones e incluso la muerte del animal. En estos casos, la atención veterinaria es esencial para provocarle el vómito, ya que no existe tratamiento específico.

Esto ha sido un pequeño esbozo de las posibles intoxicaciones que se observan en la clínica a diario. Así que ya sabéis: cuando estéis en la mesa y vuestro perro, con todo el cariño y humildad del mundo, ponga su cabeza sobre vuestras piernas y os mire fijamente para pedir una golosina… ¡No caigáis en la tentación! Aunque os de pena, le estaréis haciendo un favor.

Si te interesan los temas relacionados con la salud de las mascotas y tienes pensado estudiar un curso de Auxiliar Veterinario en ISED te ofrecemos el curso de Auxiliar de clínica veterinaria que te ayudará a encontrar tu futuro laboral en los mejores centros veterinarios, laboratorios de diagnóstico, criaderos, sociedades protectoras de animales y establecimientos del sector. ¿A qué esperas? ¡Anímate!

Infórmate del curso de Auxiliar de clínica veterinaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *