ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

seguridad-museos

La seguridad en los museos

Los museos, galerías de arte, salas de exposición y otras instituciones públicas que albergan importantes bienes culturales deben contar con un adecuado nivel de seguridad.

¿Qué implica la seguridad en un museo?

Se trata de un conjunto de medidas orientadas a proteger a las personas y el patrimonio artístico ante un amplio catálogo de amenazas y riesgos que sufren los museos hoy en día. Es aquí donde cobra especial importancia la figura de un director de seguridad, cuyo perfil debe reunir, al menos, una característica fundamental: formación especializada en el área de seguridad. El objetivo más importante de este profesional es garantizar la seguridad de los empleados y visitantes, además de salvaguardar los fondos y las colecciones museísticas. Un director de seguridad debe poseer, por tanto, un amplio conocimiento de la importancia de esos valores a proteger, para poder desarrollar un plan de seguridad adaptado a las características y condiciones específicas de cada museo.

La importancia de un plan de seguridad en museos

Al mismo tiempo, un director de seguridad debe tener la preparación suficiente para definir las tecnologías a utilizar, ya que ellas han de ser un instrumento esencial para el desarrollo y la implantación de ese plan de seguridad integral. Por otro lado, ha de ser un buen gestor de finanzas y recursos humanos, pues en su trabajo diario se va a encontrar con que también tendrá que ocuparse de la parte económico-financiera y gestionar con buen criterio las relaciones personales entre sus empleados, que en ocasiones pueden ser problemáticas. Otra parte importante de la labor de un director de seguridad es saber compatibilizar las visitas del público con las medidas de vigilancia implantadas en el museo. Esto significa que debe desarrollar un plan de seguridad desde la perspectiva de preservar la integridad de las colecciones, pero también para que estas sean de conocimiento y disfrute público. A partir de esta hipótesis, la implantación de las medidas de seguridad ha de ser adaptada a las condiciones particulares de cada museo. Para ello solo hay que partir de la premisa de que los medios de vigilancia y otros sistemas de seguridad instalados no pueden ser un obstáculo para las visitas del público.

Avances tecnológicos: los mejores aliados de la seguridad en museos

La función de la seguridad en los museos es protegerlos contra incendios, robos, vandalismo y ataques terroristas, cuyo principal objetivo es la destrucción de nuestra cultura y forma de vida. Por tanto, para preservar ese patrimonio histórico-cultural y controlar el riesgo de distintas amenazas a las que se exponen los museos europeos, un director de seguridad debe tener amplios conocimientos de las nuevas tecnologías y utilizarlas, siempre dentro del presupuesto y siguiendo su estrategia de seguridad, para garantizar la protección de las personas y bienes culturales. De hecho, la innovación tecnológica facilita enormemente la tarea diaria de los profesionales de vigilancia y lo seguirá haciendo en el futuro. En este sentido cabe destacar que no se trata tanto de identificar a los delincuentes, como de proteger las obras de arte de distintas agresiones, ya sean premeditadas o involuntarias. De ahí la importancia de invertir en nuevos sistemas de seguridad en museos para reducir el riesgo de sufrir cualquier tipo de acto vandálico.

¿Quieres convertirte en un profesional de la seguridad? No dudes en solicitarnos información acerca de nuestro curso de Director de Seguridad Integral, te informaremos de todo sin ningún compromiso. ¡Anímate!

Infórmate sobre nuestros cursos de Director de Seguridad Integral. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *