ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

masaje metamórfico

Todo sobre el Masaje Metamórfico o técnica metamórfica

La técnica metamórfica masaje metamórfico o está centrada en la realización de un masaje en determinadas zonas del pie. Gracias a él es posible aliviar y liberar la tensión emocional de los seres humanos. De esta manera se consigue una relajación física. La técnica nació en la década de los sesenta gracias a la labor del naturópata británico Robert St. John.

¿Qué es el masaje metamórfico o técnica metamórfica?

La palabra metamorfosis significa transformación. En la técnica metamórfica esto tiene lugar en el momento en que nuestra energía fluye en libertad. El masaje metamórfico hace que el individuo conecte, a nivel de conciencia, con los meses en los que ha permanecido en el seno materno. Además, le lleva a descubrir cuál es el propósito que tiene en la vida. Se le conoce por ello como el masaje de la transformación.

La técnica metamórfica considera que en el periodo de gestación se fijan las estructuras emocionales, físicas y mentales. La vida después del nacimiento tiene sus raíces en el período prenatal. Por ello es importante que las estructuras corporales sean liberadas.

Principios del masaje metamórfico

Debes tener en cuenta que en el masaje metamórfico se trabaja con una visión holística con respecto a la medicina natural. Lo que se hace es considerar como un todo indisoluble la mente, el cuerpo y las emociones.

Por ello, no se busca incidir sobre un problema físico o síntoma en concreto, sino que se actúa teniendo en cuenta el conjunto energético del ser humano. Lo que se persigue es la relajación mental y física, así como el equilibrio emocional.

La persona que realiza este masaje tiene que tener presentes estos principios: no intención, desapego y no implicación. Tiene que tener una actitud receptiva, intuitiva y relajada. Esta actitud es muy importante en cualquier tipo de masaje, pero en este caso es imprescindible.

Beneficios del masaje metamórfico

Te hablamos de un tipo de terapia que se puede aplicar a personas de todas las edades, especialmente, en casos de depresión, ansiedad, estrés, en bebés, durante el embarazo o en enfermos terminales. En este último caso, los estaríamos ayudando a aceptar el tránsito que van a realizar y que se considera como el nacimiento de una realidad nueva.

En lo que respecta a los niños, estos son muy sensibles a esta clase de terapia, y mucho más evidentes sus efectos. En los casos de hiperactividad se ha podido comprobar la eficacia de este masaje. Es importante dejar que sean ellos mismos los que marquen las pautas en cuanto a la frecuencia y a la duración de esta práctica.

Gracias a esta técnica, las personas recuperan su fuerza vital, al tiempo que se eliminan los bloqueos. El efecto de un masaje metamórfico es placentero y produce una sensación de fluidez, plenitud y bienestar.

Se trata de una terapia única para llevar a cabo una transformación personal. Es accesible a todos y muy fácil de aprender y de que forme parte de nuestro día a día.

Si quieres formarte y aprender más sobre esta técnica de masaje, no dudes en consultarnos sin compromiso.

 

Infórmate sobre nuestra formación en Masaje Metamórfico. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>