ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

emociones

Quiero mejorar mis emociones

Es un mes duro. Ya no recuerdas la última vez que disfrutaste de las vacaciones y con ello la rutina te envuelve. Además, las preocupaciones económicas nunca ayudan. O sea que siempre tendemos a tener en la cabeza multitud de preocupaciones y emociones. ¿Alguien da más? Es bastante complicado mantener una actitud positiva en estos momentos, pero ¿no es mejor, ya que el panorama se presenta complicado, enfrentarlo con la mejor actitud posible? Seguro que todos estamos de acuerdo en que sí, con lo que se nos plantea la segunda pregunta: ¿cómo hacerlo?

Mejora de las emociones

Es verdad que a veces nos pasan cosas malas, que objetivamente son verdaderas dificultades. Pero afortunadamente, la vida cotidiana no es complicada, sino que nos la complicamos nosotros. Es decir, no sufrimos por lo que nos ocurre, sino por lo que interpretamos de aquello que nos sucede.

Volviendo al ejemplo anterior, el trabajo puede ser duro. Más aún si el trabajo que tenemos no nos gusta. Sin embargo, nuestra actitud lo será todo. Nuestra predisposición es decisiva a la hora del grado de malestar que sintamos.

Como podremos imaginar, no es lo mismo ir al trabajo pensando que va a ser horrible o pensando que es una oportunidad. En el primer caso, la actitud ya es negativa, lo que favorecerá que la vivencia que tengamos también lo sea, aunque objetivamente nos encontremos con situaciones neutras. Sin embargo, si nos tomamos nuestro trabajo como un reto, como una oportunidad para sacar lo mejor de nosotros mismos, sentiremos mayor bienestar.

Cómo desarrollar una actitud positiva

Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero sin duda estas claves nos ayudarán a desarrollar y alcanzar un mejor estado emocional:

Desdramatizar la situación

Tendemos a ver las cosas peores de lo que son en realidad simplemente porque somos seres egocéntricos. Esto es, al habernos ocurrido a nosotros, creemos que es peor, pero no es así. En momentos en los que estamos perdiendo perspectiva, es una buena opción poder contar con un amigo sincero que pueda ver las cosas desde otro punto de vista y nos ayude a darle a cada situación la importancia que tiene.

Las dificultades son oportunidades, no problemas

Vale, ya nos hemos quejado en alto y  pensamos en lo injusta que es la vida. Ahora la pregunta es, ¿qué puedes hacer tú? Nadie vendrá a solucionarnos nada, así que vamos a tomar lo que nos pasa como una oportunidad para crecer, para ser mejores. Es el momento de sacar todo nuestro ingenio y creatividad, y demostrarnos de la pasta de la que verdaderamente estamos hechos.

Sentido del humor

Piensa en una película de comedia. A los protagonistas les pasan cosas “malas” y sin embargo, a ti te hace gracia, ¿verdad? Aplica lo mismo con lo que te sucede en tu día a día. Si podemos reírnos de lo que nos ocurre, el problema ya no lo es tanto.

No debemos confundir la actitud positiva con el autoengaño o la ciencia ficción, se trata más bien de cambiar el enfoque, para así poder modificar también nuestra actitud y disminuir en gran medida el grado de sufrimiento por aquellas cosas que realmente no merecen la pena.

Si siempre has sentido curiosidad por los estados emocionales y cómo reconducirlos, tal vez estés interesado en formarteo dedicarte profesionalmente a ayudar al crecimiento personal de las personas. Si es así, deja que nos pongamos en contacto contigo a través del siguiente formulario.

Solicita información sobre el curso de Crecimiento personal y terapia para el bienestar emocional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>