ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

¿Puedo montar mi propio centro de Pilates?

El pilates es una de las modalidades deportivas con mayor éxito gracias a su adaptabilidad a todo tipo de personas.

Si tienes espíritu emprendedor y te gustaría abrir tu propio centro de pilates, en este artículo te damos una serie de consejos fundamentales para que tu nueva empresa sea sinónimo de éxito.

Consejos prácticos para abrir un centro de pilates

Sin duda estos sencillos consejos te ayudarán para hacer más fácil la decisión de abrir tu propio centro de pilates:

Redacta un plan de negocio

Tranquilo, no es nada complicado. En la Cámara de Comercio de tu ciudad podrán informarte de todos los requisitos necesarios para esta apertura. No olvides que hay una legislación específica que debes consultar para evitar problemas. Con esta información, será más sencillo que puedas incluir el gasto del local, el pago de los empleados y las previsiones de ingresos. Se trata de tener bien claro qué vas a hacer y cómo vas a lograr tu objetivo.

Estudio de mercado

Antes de abrir un centro de pilates es muy importante que sepas dónde lo vas a abrir y quiénes van a ser tus clientes potenciales. Solo así podrás garantizar el éxito de tu propuesta. En cualquier inmobiliaria te darán información del tipo de personas que viven en una zona determinada. Recuerda alquilar un local para tu  centro de pilates de tamaño intermedio que permita afrontar el crecimiento de la empresa de manera natural. Escoge bien el lugar, evita tener que arrepentirte a posteriori.

Material para el centro de pilates

Un centro de estas características necesita un material muy determinado para ofrecerles a los clientes de pilates todo lo necesario. Calma, no es necesario que lo compres. Empieza poco a poco, busca formas de financiación mensual y ve pagando esta factura con los ingresos que vayas obteniendo.

Otros aspectos importantes

Ya tienes el local, el material y el estudio de mercado. Ahora necesitas crear tu propia marca y dar a conocer tu propuesta. Lo lógico sería comenzar ofreciendo tu centro a academias para que dieran sus clases prácticas en tu centro- y para darte a conocer-. Recuerda que, si cualquier cliente interesado en pilates pasa por la puerta o ve tu publicidad, no solo va a exigirte que le ofrezcas lo que vendes, sino también una garantía de profesionalidad.

Contrata a personal con la formación adecuada, contar con profesionales de pilates es fundamental para que la efectividad de tus clases sea la deseable. No escatimes nunca en este aspecto, porque es el pilar sobre el que se basará tu negocio. Al fin y al cabo, es una actividad física que ha de estar dirigida por alguien que corrija los posibles errores que pudiera cometer el cliente.

Muy bien, te dirás, pero ¿merece la pena abrir un centro de pilates? ¿Es rentable? Si cumples los requisitos anteriores sí. Fidelizando a tus clientes, comprobando la amabilidad de tus empleados y creando un espacio con su propia personalidad te será muy sencillo lograr una alta rentabilidad y que tu centro sea conocido.

Uniendo profesionalidad, frescura, trabajadores con formación en salud y bienestar y ganas de trabajar es más que probable que, en poco tiempo, todo el mundo hable en tu ciudad de tu magnífico centro de pilates. Adelante con tu idea, trabaja duro y conseguirás los mejores resultados.

Si te encanta todo lo que tiene que ver con el Pilates y tu vocación es dedicarte a la salud y el bienestar de las personas, mediante nuestros cursos aprenderás técnicas y los conocimientos necesarios para afrontar con garantías un prometedor futuro profesional. Solicítanos información sin compromiso.

Solicita información sin compromiso sobre Pilates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *