ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

La belleza de los movimientos en el Masaje Tradicional Tailandés

Masaje tradicional tailandés ISED

En ISED procuramos enseñar el Masaje Tradicional Tailandés tal y como lo hemos aprendido en su país de origen, en este caso Tailandia. Es un lugar tan especial tanto a nivel emocional como espiritual que el masaje que aprendes allí te da la fuerza necesaria para conseguir una relajación mental, muscular y emocional que cambia nuestra cara, nos hace más bellos, más ligeros y más felices.

Con una práctica continuada podrás conseguir la soltura necesaria para realizar el Masaje Tradicional Tailandés completo en todo el cuerpo, trabajando diferentes puntos de presión, líneas zen y movimientos, un conjunto que unido a nuestra relajación como terapeutas permitirá trasmitir algo diferente a la persona.

Después de aprender todos los movimientos y conseguir la fluidez necesaria en el masaje, ya podremos introducir masajes específicos para cada uno de los problemas que nos encontremos, como dolor de espalda, tensión nerviosa, menstruaciones dolorosas, dolor de cabeza y un largo etc. Algunos serán de una hora, pudiendo llegar a las dos horas de masaje para conseguir nuestro objetivo.

La técnica de Masaje Tradicional Tailandés que aprenderemos en ISED es para todo el cuerpo, con movimientos controlados y rítmicos. Será como un baile con el cuerpo pasivo de nuestros clientes; haremos movimientos fluidos que nos permitirán relajar todos los músculos.

Ya encontramos en muchas partes del mundo combinaciones de masaje, como por ejemplo realizar un Masaje Tradicional Tailandés y utilizar diferentes puntos marma de Ayurveda. Cuando estás en Tailandia te hablan algo de Ayurveda de la India y cuando estás en India siempre te dicen algo de Tailandia. Los conocimientos fluyen y lo más importante es lo que está dentro de uno y hace con el corazón. Si lo hacemos con el alma nuestro cliente lo recibirá con más amor. Además la felicidad se transmite, no solo con nuestros masajes, sino con nuestro rostro y atención: el cliente tiene su primera visión feliz en el rostro de los masajistas y con masaje tailandés te darás cuenta desde el primer día que muchas personas lloran, otras ríen y otras no saben explicar lo que han sentido. Animo a sentir cada uno de los movimientos y dar todo el cariño que tenemos dentro.

Infórmate del curso de Masaje Tradicional Tailandés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *