ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

curso de quiromasaje

Funciones y beneficios del amasamiento digital

El amasamiento digital, una técnica que los quiromasajistas usan sobre sus las personas para tratar de solucionar sus dolores y molestias, Este tipo de masaje es uno de los mecanismos más efectivos que se conocen dentro del quiromasaje. Pero, ¿sabes exactamente por qué? Aquí vamos a ocuparnos de explicarte en qué consiste, cuáles son sus funciones y qué beneficios reporta al quien lo recibe. Presta atención.

¿Qué es el amasamiento digital?

Como su propio nombre indica, se trata de una técnica de quiromasaje llevada a cabo con los dedos mediante la cual se procede a realizar un amasamiento de una determinada zona muscular mediante movimientos lentos. Para ello, se empieza pinzando con el pulgar y, posteriormente, con el resto de la mano.

Resulta de vital importancia tener en cuenta la intensidad con la que se ejerza el amasamiento. Y es que, en función de la zona de la que se trate, del problema que se desee solucionar y de la sensibilidad de quien recibe el masaje, será necesario aplicar una u otra. Es especialmente frecuente su aplicación en masajes de recuperación deportiva.

¿Qué funciones tiene el amasamiento digital?

Este tipo de amasamiento persigue varios objetivos y cumple diversas funciones una vez que se aplica sobre el paciente. En concreto, se encarga de incrementar el riego sanguíneo en la zona sobre la que se produce, lo que ayuda a deshacer posibles coágulos que se hayan formado, por ejemplo, por culpa de un golpe u otro tipo de problemas propios del sistema circulatorio.

Además, también es de gran utilidad para destensar los músculos, sobre todo, tras una larga sesión de actividad física exigente. Este es el motivo por el que decíamos anteriormente que es especialmente recomendable para los deportistas de alto nivel.

¿Qué beneficios reporta el amasamiento con los dedos?

El amasamiento mediante los dedos, dentro de la disciplina del quiromasaje, se utiliza para solucionar los siguientes problemas:

1. Musculatura contracturada. Esta técnica es muy beneficiosa para devolver los músculos endurecidos y acortados por motivo de una contractura a su posición original.
2. Musculatura congestionada. Cuando se produce la congestión, el músculo aparece duro, hinchado y pesado. Mediante esta técnica se elongan fácilmente.
3. Musculatura inflamada. Otro de los problemas más comunes que padecen aquellos sobre los que se practica este tipo de amasamiento. Se detecta por el enrojecimiento de la piel y su exceso de sangre, el cual hay que eliminar. En estos casos, el tratamiento puede ocasionar más molestias de lo habitual.
4. Musculatura atrofiada. Esto se produce por falta de actividad física y es especialmente habitual después de una lesión ósea. Con el amasamiento se consigue elongar para facilitar su vuelta a la normalidad.

En definitiva, el amasamiento digital se ha revelado como una de las técnicas de quiromasaje más efectivas que existen para ayudar a la resolución de infinidad de problemas óseos. Por ello, si quieres llegar a ser un buen especialista en esta disciplina, vas a necesitar dominarla sin importar sobre qué actividad te especialices. Tus clientes te lo van a agradecer.

¿Te preguntas dónde podrías formarte sobre esta técnica? Nuestros cursos de quiromasaje son tu respuesta. Solicítanos información sobre ellos y te resolveremos cualquier duda. ¡Anímate!

¡Recibe información sobre nuestros cursos de quiromasaje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *