ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

El Método Pilates en la tercera edad

El Método Pilates probablemente se haya convertido en una de las técnicas que más beneficios proporciona a la hora de retrasar el envejecimiento muscular y óseo en la tercera edad. Debemos tener en cuenta que los huesos nos permiten mantenernos erguidos, la musculatura y las articulaciones nos proporcionan protección y flexibilidad. Con lo cual, es importante mantenerlos tonificados y evitar con ello futuras lesiones y enfermedades relacionadas con estos sistemas, la osteoporosis, por ejemplo.

¿Qué edad es recomendable para empezar pilates?

Cualquier edad es buena. De hecho, cada vez se dan más casos de niños con problemas de contracturas debido a la carga de estrés provocado por el exceso de tareas y de peso en sus mochilas. Aunque aquí nos centraremos en las personas de la tercera edad.

Nuestra intención es proporcionar un estilo de vida más independiente gracias al Método Pilates. Con los años se pierde masa muscular y a consecuencia de ello, también pierden protección los huesos. Este conjunto debilita las articulaciones, con lo cual, podemos hacernos una idea de lo que ocurre si no prestamos atención. Cuando envejecemos, perdemos movilidad, nos volvemos más vulnerables respecto a las fracturas y terminamos por no hacer nada y atiborrarnos a medicación para combatir las molestias y dolores que generan.

En qué consiste el Método Pilates

Este método consiste en realizar una serie de ejercicios de estiramiento muscular y de respiración, pero que nadie se asuste. Son ejercicios sencillos y no requieren sobreesfuerzos. Se basan en movimientos tranquilos que pueden recordar al yoga, la diferencia está en que estos ejercicios se centran en la fuerza y la flexibilidad para mejorar la salud física. El propósito del Método Pilates, en este caso, es reforzar el sistema muscular y generar mayor flexibilidad y fuerza en el cuerpo de las personas de la tercera edad. Por supuesto, como cualquier otra actividad física, esta serie de ejercicios exige un mínimo esfuerzo. Esto ayuda a quemar calorías favoreciendo el control del peso.

A medida que las personas mayores van tonificando su musculatura, podrán apreciar los resultados. Esto incluye una mejora en el equilibrio, algo que preocupa mucho en estas edades. La actividad que se genera en el cuerpo gracias al método pilates, además de favorecer la salud física, es que ayuda a activar la circulación. Esto quiere decir que, para aquellas personas mayores con problemas cardíacos o de circulación sanguínea, el Método Pilates es muy recomendable en todos los aspectos.

Beneficios del Método Pilates en la tercera edad

Con el Método Pilates todo son ventajas, no existen contraindicaciones. Los ejercicios pueden adaptarse a cada caso y personalizarse para lograr mejores resultados. En las sesiones de rehabilitación, por ejemplo, este método es de lo más recomendados siempre y cuando se lleve a cabo por profesionales debidamente formados.

El Método Pilates en personas mayores no va a detener el envejecimiento en una persona, pero sí lo va a retrasar considerablemente, física y mentalmente. Tener un cuerpo tonificado en la tercera edad, motiva a llevar a cabo actividades que otras personas no podrían por falta de movilidad o lesiones musculares. Además mejora considerablemente el estado de ánimo puesto que se ven más independientes y ágiles.

Si te encanta todo lo que tiene que ver con el Pilates y tu vocación es dedicarte a la salud y el bienestar de las personas, mediante nuestros cursos aprenderás técnicas y los conocimientos necesarios para afrontar con garantías un prometedor futuro profesional. Solicítanos información sin compromiso.

Solicita información sin compromiso sobre formación en el Método Pilates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *