ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Ejercicios para aliviar la Ciática

Los dolores de ciática se encuentran entre los más comunes sufridos por las personas hoy en día, estos pueden comenzar desde la parte baja de la espalda hasta extenderse por las nalgas y bajar por una de las piernas en los casos más agudos. Aunque existen diferentes factores que los desencadenan, por lo general suelen ser fruto de malas posturas ejercidas a la hora de levantar peso o por hernias y degeneraciones lumbares. Afortunadamente existen cada vez más ejercicios para ciática que ayudan a remitir el dolor y a mejorar la movilidad.

Ejercicios y fisioterapia para la Ciática

Normalmente los ejercicios de ciática se dividen en tres tipos diferentes, los de fortalecimiento, los de estiramiento y los ejercicios aeróbicos de bajo impacto. Cualquiera de estas tres categorías ayudará a aliviar las molestias y a mejorar la forma física. Además, si los ejercicios se llevan a cabo con la ayuda y supervisión de un quiromasajista sus efectos beneficiosos se verán ampliados a corto plazo.

Los ejercicios de ciática destinados al fortalecimiento se basan no solo en reforzar la columna vertebral sino también todos los músculos abdominales, glúteos y caderas para así lograr mantener una columna mucho más alineada y elástica con el fin de prevenir lesiones futuras. Los ejercicios de estiramiento se centran principalmente en relajar los músculos que al estar rígidos e inflexibles producen dolor. Por último, los ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar o nadar se usan como un añadido a la recuperación ya que gracias a su poder liberador de endorfinas, un analgésico natural del cuerpo, ayudan a reducir el dolor ciático.

Otros ejercicios y terapias para aliviar el dolor de Ciática

Aparte de los ejercicios para ciática citados anteriormente, existen otros ejercicios alternativos que han demostrado dar buenos resultados.  La acupuntura consiste en introducir en torno a la piel del área afectada unas pequeñas agujas para crear un flujo de energía que libere a la zona del dolor. Al igual que en el tratamiento anterior, siempre debe ser realizada por un profesional acreditado de acupuntura.

Siguiendo unas sencillas pautas posturales y alternando periodos de reposo con otros de actividad, el dolor de ciática suele remitir por sí solo en un periodo que puede ser de varios días o semanas dependiendo de la intensidad del mismo. En cualquier caso, todas las personas afectadas por esta dolencia deben siempre incluir los ejercicios para ciática en su rutina diaria para prevenir futuras lesiones y fortalecer toda la musculatura vertebral. Además de llevar un estilo de vida saludable que combine una dieta equilibrada con la práctica de deporte habitual, así como unos horarios establecidos para el descanso.

Si estás interesado no solo en conocer estos ejercicios de ciática sino también en cómo ayudar a otras personas con ellos de manera profesional, no dejes de consultar nuestros cursos de quiromasaje. ¡Anímate a contactar con nosotros sin compromiso para que nuestros asesores especialistas resuelvan todas tus dudas!

¡Solicita información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *