ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Los beneficios del masaje deportivo en el gym

El masaje deportivo es un aliado perfecto para aquellas personas que visitan con frecuencia el gimnasio o que practican deporte con asiduidad. Y es que los masajes deportivos son un tratamiento específico que se centra en potenciar la funcionalidad de los músculos, aumentando la flexibilidad, evitando lesiones, ayudando a la recuperación y mejorando la resistencia. ¡Descubre todo lo que el masaje deportivo puede hacer por ti!

Ayuda a aumentar tu flexibilidad

Los masajes deportivos tienen la capacidad de aumentar la flexibilidad de los músculos al reducir la tensión que se acumula en el día a día y, muy especialmente, durante el entrenamiento. Un calentamiento previo y una sesión de estiramientos tras el entreno ayudan a descongestionar los músculos, pero un masaje deportivo logra llegar hasta los músculos más internos del cuerpo y potenciar la relajación y flexibilidad de los mismos.

¿Y para qué sirve la flexibilidad? Muchos la asocian con el yoga y otras técnicas que nada tienen que ver con el gimnasio tradicional, pero lo cierto es que la flexibilidad no solo se usa para adoptar una determinada postura que parece casi imposible, sino que se utiliza de forma inconsciente en cada paso que se da, en cada sentadilla, en cada zancada. De la flexibilidad depende una correcta postura y una adecuada ejecución del ejercicio.

Evita lesiones y acelera tu recuperación

Además, los masajes para deportistas ayudan a prevenir lesiones y, en caso de que una llegue a producirse, aceleran la recuperación.

La tensión de los músculos es especialmente dañina a la hora de practicar una actividad física, pues el músculo va contrayéndose, endureciéndose y perdiendo flexibilidad poco a poco, debido al esfuerzo y a la carga repetida a la que se somete durante el entrenamiento. En muchos casos, no da síntomas de alerta, hasta que de pronto se produce una dolorosa contractura o se provoca una lesión muscular que aleja al deportista durante días, semanas o incluso meses del gimnasio.

Por ello, los masajes preventivos para deportistas son tan importantes, pues ayudan a prevenir lesiones, manteniendo los músculos siempre relajados y a punto para la práctica deportiva.

Y los masajes deportivos no solo ayudan a recuperarse de una lesión, sino que además aceleran la recuperación diaria de los músculos, pues estimulan el riego sanguíneo en la zona tratada. Esto se traduce en la llegada de más oxígeno y nutrientes a esa área, por lo que los músculos se recuperan antes y están mejor preparados para una nueva sesión de entrenamiento.

Ayuda a mejorar tu resistencia

Los masajes enfocados al mundo deportivo también tienen la virtud de ayudar a mejorar la resistencia muscular, pues al reducir las tensiones, aumentar el riego sanguíneo y potenciar la flexibilidad, logran que el músculo se reponga rápidamente y pueda soportar más carga durante los entrenamientos.

De esta forma, un corredor podrá correr no solo más rápido, sino también durante más tiempo, si se enfrenta a la carrera con las piernas descargadas, relajadas y bien oxigenadas. Y lo mismo ocurre con una persona asidua al gym: con los masajes deportivos tendrá los músculos mejor preparados para hacer una tabla de ejercicios más dura e intensa.

Si quieres convertirte en profesional del masaje deportivo, solicita información sin compromiso sobre nuestro curso de Técnico Especialista en Masaje Deportivo. ¿A qué esperas? ¡Pon rumbo a tus sueños ahora mismo!

Solicta información ahora y conviértete en profesional del Masaje Deportivo ¡No lo pienses más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *