ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Primera leyenda desmentida: los gatos no cazan solamente porque tengan hambre

gat_cazando

¿Cazan los gatos para alimentarse? ¿O más bien se trata de una conducta que forma parte de su instinto depredador? La coordinadora de cursos online del Área de Veterinaria de ISED, Vera Vicinanza, nos da más detalles sobre este instinto de los gatos en el primer artículo de la sección “Mentiras y verdades”, esta vez sobre gatos.

Leyenda urbana 1: Los gatos cazan porque tienen hambre

En los gatos domésticos el instinto de caza no se ha perdido. Es un impulso muy fuerte que empuja el animal a desarrollar este comportamiento aunque no tenga hambre.La prueba fisiológica que el gato no caza solo por hambre se encuentra en el hecho de que la conducta depredadora está controlada por el hipotálamo lateral y, aunque también el centro del hambre se encuentre en la misma región, ambas conductas están controladas de forma independiente. De todos modos el hambre juega un papel en la aparición de la conducta depredadora.

En la naturaleza el instinto de los gatitos se afina gracias al aprendizaje. Más o menos coincidiendo con la época del destete la madre trae a los cachorros presas vivas para que puedan entrenar.

Por esta razón la caza representa una necesidad y el comportamiento de depredación es parte del etograma normal del gato. Por esta razón no depende del hecho que el gato tenga hambre. De hecho muchas veces ni llega a comerse sus presas que en ocasiones lleva a casa como si fueran trofeos. Este comportamiento también ha sido motivo de interpretaciones erróneas: el gato no trae la presa a su amo, si no que la trae a su “madriguera” para compartirla con su familia y consumirla más tarde. También hay quien piensa que puede ser un comportamiento más desarrollado en la gata castrada que, no pudiendo tener crías a quien enseñar los secretos de la caza, los comparte con su familia humana.

En resumen, que el gato siga cazando presas no quiere decir que tiene poca comida en su plato, simplemente es un instinto. Si dejamos un gato en un ambiente exterior, siempre será capaz de cazar aunque haya nacido y vivido en un ambiente interior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *