ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

La importancia del cuidado bucal en gatos

El cuidado bucal en gatos es una cuestión de gran relevancia a la hora de preservar su buen estado de salud. Y es que, tal y como certifican multitud de estudios, el bienestar de su dentadura es clave para que pueda desarrollar una vida completamente normal y para prevenir otra gran variedad de enfermedades. Aquí queremos entrar más en profundidad dentro de la materia.

¿Cómo podemos detectar un problema de salud bucal en nuestro gato?

Se estima que entre el 70 y el 85 % de los felinos mayores de 2 años tiene algún problema en su boca debido a la falta de higiene. Estas enfermedades son especialmente difíciles de detectar ya que es raro que el animal ofrezca algún síntoma significativo o manifieste dolor. De hecho, por norma general, seguirá comiendo aunque sufra una infección relativamente grave.

En cualquier caso, hay una serie de síntomas que nos pueden ayudar a detectar un problema bucal en nuestro amigo felino:

  • Dientes amarillos, descoloridos o marrones.
  • Presencia de mal aliente.
  • Encías inflamadas y/o enrojecidas.
  • Inflamación en las mandíbulas y/o en la cara.
  • Piezas dentales rotas, en posición anormal o poco sujetos.
  • Exceso de secreción de saliva.
  • No muerde los juguetes.
  • No quiere comer (muy poco frecuente).

¿Cómo es posible preservar la salud dental de nuestro gato?

Aproximadamente, a los 6 meses de edad la dentadura del gato será la definitiva y estará perfectamente formada. Por ello, a partir de ese momento, hay que tener el máximo cuidado con ella y preservarla para que el animal se sienta bien.

Una vez que el gato haya mudado su dentadura y tenga la definitiva, es conveniente ir al veterinario para que aplique flúor sobre sus encías y sobre el esmalte de los dientes. Esto será de gran ayuda para fortalecerlo. Además, así el especialista podrá observar si existe cualquier problema con sus dientes de leche.

Además, cualquier veterinario puede detectar si el animal tiene problemas con el sarro y la placa bacteriana. Y es que este problema no es exclusivo de los seres humanos y, con el tiempo, puede conllevar la aparición de enfermedades en las encías y en la pérdida de piezas dentales.

La labor del auxiliar de veterinaria en la prevención de enfermedades bucales en gatos

Sin duda, el auxiliar de veterinaria es el primer profesional que verá a tu gato y que podrá detectar cualquier problema de salud en su dentadura, aunque después sea el veterinario el que se encargue de aplicar el tratamiento que sea más conveniente.

Además, dicho auxiliar, dentro de la clínica, te proporcionará todas las recomendaciones que necesites para preservar la salud bucal de tu animal de compañía. Incluso podrá aconsejarte suplementos y medicinas que le sirvan para fortalecer sus dientes y encías y para mejorar su estado de salud general.

En definitiva, mantener un cuidado bucal adecuado sobre la dentadura de tu gato evitará la aparición de problemas a la hora de comer y de enfermedades en el corazón, el hígado y los riñones. Sin duda, una cuestión de vital importancia para que el animal crezca con normalidad, se haga mayor y tenga una vejez envidiable.

Solicita información para convertirte en Auxiliar de Clínica Veterinaria, ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *