ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

¿Está justificado el miedo a la toxoplasmosis en el embarazo?

toxoplasmosis

ISED forma a sus alumnos de los cursos de veterinaria en las principales enfermedades que pueden contraer perros y gatos y transmitirse a humanos. Una de las más conocidas es la toxoplasmosis. Se trata de una infestación provocada por un coccidio; en concreto, un protozoo parásito microscópico que vive dentro de las células del organismo y que  puede localizarse en todas las regiones de mundo llamado Toxoplasma gondii.

Este protozoo se caracteriza por ser heteroxeno, es decir, que necesita de dos hospedadores para sobrevivir: 

  • El primer hospedador inevitable es nuestro gato doméstico; que puede tener la forma adulta del parásito en su intestino y eliminar por heces sus huevos, llamados ooquistes. La particularidad, es que nuestro gato, en pocos días, puede vencer esta infestación y dejar de eliminar estos ooquistes.
  • El segundo hospedador ha de ser un mamífero, ave o cualquier otro animal de sangre caliente, incluido el hombre, que al ingerir estos huevos se infesta. Una vez ingeridos vía digestiva, pasan al torrente sanguíneo y de aquí a otros órganos y tejidos donde se multiplican. La infestación de otras células prosigue hasta que las defensas del organismo también conseguirán vencerlos quedando así enquistados, es decir, no activos, en sus músculos.
  • Cuando otro gato sano come carne, la carne cruda de estos mamíferos o aves, o ingiere vegetales o bebe agua infestada con este parásito, el ciclo del parásito se cierra y este nuevo hospedador (gato) liberará nuevos huevos a través de sus heces que se diseminarán al medio ambiente.

En el hombre los síntomas de esta infestación pasan desapercibidos porque  habitualmente sus síntomas se confunden con una gripe; al igual que ocurre en los gatos y en los demás animales.

La enfermedad no se transmite directamente de hombre a hombre, pero sí vía materna, de madre a feto; de aquí, que las mujeres embarazadas que nunca hayan estado en contacto con este parásito, si adquieren la enfermedad durante su gestación, corren el riesgo de trasmitirla a su hijo, con efectos muy graves para éste, incluso aborto.

Sin embargo, si antes del embarazo, la madre ya ha tenido contacto con el parásito no tendrán ningún problema. Un sencillo y rápido análisis de sangre puede confirmarte si has pasado o no la enfermedad.

En conclusión, el único animal capaz de eliminar huevos viables del parásito es el gato; nuestros perros, loros, hámster, periquitos, hurones, etc., no eliminan huevos por heces porque no tienen la forma adulta en su intestino, por tanto no es posible que puedan transmitirnos la enfermedad.

Pero si tenemos que ser conscientes que pueden ser una fuente importante de contagio los animales “muertos” y los vegetales. Por ejemplo:

  • La alimentación con la carne de cualquier animal, si no ha estado previamente congelada o ha sido escasamente cocinada. También los salazones, ahumados o curados, como los chorizos y el jamón curado puesto que son carnes crudas.
  • También conllevan su riesgo, las hortalizas que se comen crudas y/o están mal lavadas.
  • E incluso manejar la tierra del jardín donde puede haber defecado cualquier gato.

Así pues, es importante destacar, que el contagio de toxoplasmosis en mujeres embarazadas es altamente improbable si se siguen unas mínimas normas de higiene, durante la manipulación de nuestros alimentos o el manejo de las heces del gato. No necesitamos abandonar a nuestra mascota durante nuestro embarazo, solo actuar de una forma responsable y con unos mínimos conocimientos, que nuestro veterinario estará encantado de transmitir.

Con el curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria de ISED podrás formarte para trabajar en centros veterinarios y ser la mano derecha de Veterinarios y Etólogos.

Infómate sobre nuestro curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria ¡Fórmate como quiromasajista ahora!

3 pensamientos en “¿Está justificado el miedo a la toxoplasmosis en el embarazo?

  1. AvatarElena Carrión

    Excelente entrada, realmente se tiene una especie de mito en este tema, ya que se tiende a asociar esta enfermedad con el embarazo y sus dificultades a futuro, gracias por aclararnos las dudas, me encantaría compartir con ustedes más sobre toxoplasmosis

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *