ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Comprar un cachorro en Internet

 

A la hora de comprar un cachorro todo profesional del ámbito veterinario debe informar al futuro dueño que hay distintas cosas a tener en cuenta. Lo primero de todo, por supuesto, es estar seguro de que queremos un animal y de que vamos a poder cuidarlo como necesita. Un animal requiere tiempo y supone cierto gasto, así que no es algo que debamos comprar sin pensarlo bien.

También es importante decidirse por la mascota adecuada: un perro requiere salidas a la calle y más dedicación que un gato; aunque el gato tiene un carácter distinto que debemos conocer. En cualquiera de los dos casos hay multitud de razas para elegir con diferentes características, y lo ideal sería elegir teniendo en cuenta no sólo preferencias estéticas sino también las necesidades del animal y las características de nuestra familia. Por ejemplo, un Golden Retriever es un perro muy adecuado para los niños por su carácter, pero es un perro grande que necesita ejercicio (salidas largas) y suelta bastante pelo en casa. Si tenéis dudas, podéis mirar en Internet o hablar con un veterinario para que os oriente.

Y no olvidéis la posibilidad de la adopción, puesto que en un albergue conocen bien a los animales que tienen y seguro que podrán presentaros a alguno que se adapte a vuestras necesidades. ¡Hay muchos perros y gatos sin hogar!Bueno, tras estas consideraciones iniciales y decidida la mascota que queremos, un buen sitio para buscar es internet. Lo primero sería decidir dónde comprar, puesto que hay diferentes opciones:
  • Un particular que haya tenido una camada. Generalmente en estos casos los animales suelen estar bastante bien cuidados y os ofrecerán la posibilidad de ver fotos o incluso conocer a los cachorros para elegir el vuestro. Tendréis que informaros acerca de los padres, sobre todo si buscáis pedigrí, y por supuesto fiaros de la persona que os vende el cachorro. La diferencia con un criador es que probablemente el particular os pueda ofrecer menos garantías en referencia, por ejemplo, a enfermedades congénitas como displasia de cadera, problemas oculares… Aunque los padres aparentemente estén sanos, quizás nunca se han hecho una radiografía de cadera, puesto que no son animales dedicados en especial a la cría.
  • Un criador. En este caso debéis acudir a un criador serio. En general huid de criadores que crían cinco o seis razas que están “de moda” y buscad alguno que lleve tiempo criando una raza concreta y que sea conocido. Podéis consultar foros de Internet o a algún veterinario para comprobar que el sitio es de fiar; probablemente el animal será más caro, pero estará en mejores condiciones. Además los criadores suelen tener a los animales reproductores chequeados para comprobar que están libres de enfermedades hereditarias y podrán ofreceros más garantías a este respecto. En cualquier caso, informaos bien sobre las condiciones de la garantía porque si lo que os ofrecen es cambiar un animal por otro, debéis tener en cuenta que muchas de estas enfermedades se diagnostican cuando ya han pasado algunos meses y a veces la garantía se pierde porque ya se le tiene cariño al animal y no se quiere, lógicamente cambiarlo por otro.
  • Una tienda. Esta es la opción que menos me gusta, puesto que los animales suelen estar en peores condiciones.

Sea cual sea el animal elegido y aunque compréis por Internet, yo os recomendaría que pidierais una factura o un recibo, y que os informaseis bien sobre las garantías que se os ofrecen, a ser posible, que os las den por escrito. Si os lo venden desparasitado o con alguna vacuna, deberían daros una cartilla convenientemente sellada y firmada por un veterinario.

También os recomiendo que a ser posible recojáis vosotros al animal, puesto que los transportes por mensajería dejan bastante que desear y aumentan considerablemente el estrés para el cachorro.
Por último, acudid cuanto antes a un veterinario con el perro y los papeles que os hayan dado, para que pueda examinarlo y deciros si aprecia algún problema que pueda ser motivo de devolución inmediata como soplos cardiacos, malformaciones… Y os pueda orientar sobre los cuidados iniciales del cachorro.
Pilar Orbegozo
Profesora del Área Veterinaria de ISED Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *