ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Los auxiliares de veterinaria y la gestión de urgencias

Los auxiliares de veterinaria y la gestión de urgencias

El momento en el que una mascota llega a un servicio de urgencias veterinarias suele ser, para el propietario, bastante dramático. Al fin y al cabo, cuando recurre a él, el animal está en un mal estado de salud y no sabe qué le pasa. En ese momento, el equipo de la clínica veterinaria ha de saber hacerse cargo de la situación para que todo salga bien.
Aquí queremos hacer hincapié en el papel que juega el auxiliar veterinario en todo este proceso.

La labor del auxiliar veterinario con el cliente en urgencias

Por lo general, cuando un cliente llega con su mascota enferma a la clínica veterinaria, la primera persona con la que tiene que tratar es con el auxiliar veterinario. A él deberá contarle, de la forma más detallada que pueda, cuáles son los síntomas que presenta el animal y cuál es el motivo de su visita. Este hará un breve informe que, a continuación, transmitirá al veterinario para que plantee la solución de urgencia que estime oportuna.

En este punto, su labor a la hora de tranquilizar y calmar al dueño de la mascota en urgencias es absolutamente fundamental. Al igual que sucede con las personas, si se encuentra demasiado nervioso dentro del servicio de urgencias veterinarias puede llegar a afectar negativamente a su mascota. Por lo tanto, ha de tratar de que mantenga la compostura en todo momento y sea capaz de explicarle lo que haga falta claramente.

Finalmente, en el caso de que haya varias opciones entre las que elegir (planteadas por un veterinario especializado) para el tratamiento del animal, el auxiliar es el profesional que deberá planteárselas al cliente. En este sentido, tendrá que contarle, de manera que lo pueda entender fácilmente, cuáles son los pros y los contras de cada una de ellas (costes, tiempos, alternativas etc..) y, llegado el momento, orientarle hacia la más adecuada. Estas funciones, bien podría realizarlas el veterinario, pero es más recomendable que se ocupe de monitorizar y atajar la urgencia mientras que el auxiliar veterinario se encarga de la gestión con el cliente.

La labor del auxiliar con el veterinario para resolver el problema

Por otro lado, el auxiliar veterinario tendrá que trabajar codo con codo con el veterinario para lograr la curación de la mascota. En primer lugar, es el profesional responsable de la preparación del material y de su esterilización. Esto es especialmente importante en el caso de que haya que afrontar una operación de urgencia. De hecho, cada vez las formaciones como las de auxiliar quirúrgico veterinario son cada vez más demandadas para poder afrontar una situación de intervención de urgencias con más garantías.

Lo mismo sucede con la medicación. Cuando el veterinario ve al animal, rápidamente indica al auxiliar veterinario cuáles son los fármacos que debe tomar para mejorar su estado y estabilizarlo. Por ello, también debe conocer a la perfección la sección de farmacia de la clínica y ser capaz de identificar todos los medicamentos que necesite rápidamente.

No cabe duda de que, dentro de un servicio de urgencias veterinarias de una clínica, el papel del auxiliar veterinario es absolutamente fundamental. De hecho, sin él, el veterinario tendría que hacer todo el trabajo por sí mismo, lo que acabaría traduciéndose en un perjuicio para él, para el cliente y, sobre todo, para el animal, que no podría recibir el tratamiento que necesita con la suficiente celeridad. Esperamos haberte sido de ayuda a la hora de comprender su relevancia y a valorar adecuadamente su trabajo.

Si deseas recibir información sin compromiso acerca de nuestros cursos de auxiliar veterinario, no dudes en contactar con nosotros. ¡Anímate!

¡Solicita información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *