ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Rehabilitaciones más comunes

En las clínicas de fisioterapia y centros de rehabilitación, cada vez son más demandados los auxiliares de rehabilitación, y es que un centro de este tipo no está completo sin un auxiliar de rehabilitación que, con sus conocimientos y su trato amable, complemente el trabajo del fisioterapeuta para lograr la satisfacción total del paciente.

¿Qué función tienen los auxiliares de rehabilitación? ¿Cuáles son las rehabilitaciones más comunes a las que hacen frente? ¿Qué cualidades debe tener un profesional de este tipo? ¡Descúbrelo!

Rehabilitaciones más comunes de un auxiliar de rehabilitación

Un auxiliar de rehabilitación es un técnico que asiste a un fisioterapeuta o a un equipo médico en una clínica, un hospital o un centro, complementando la labor del equipo de rehabilitación y facilitando su trabajo.

La función de este profesional podría resumirse, grosso modo, en que es el asistente del fisioterapeuta, aunque el término «rehabilitación» hace referencia no solo a la recuperación física del paciente, sino también psíquica y social, por lo que un auxiliar de rehabilitación no solo debe preocuparse por el estado físico de un paciente, sino también por su estado general, tranquilizándolo, haciéndolo sentir a gusto, informándole sobre los tratamientos, etc.

Las principales funciones de un auxiliar de rehabilitación pueden dividirse en cuatro bloques: atención al cliente, ayuda directa al fisioterapeuta, tareas administrativas y limpieza del lugar de trabajo. Entre las funciones de rehabilitación más comunes que lleva a cabo un auxiliar, se encuentran:

  • Aplicar tratamientos como hidroterapia, clases de gimnasio, dar masajes o aplicación de hielo/calor.
  • Enseñar a los pacientes a realizar los ejercicios que el fisioterapeuta o médico rehabilitador ha prescrito.
  • Guiar al paciente en los programas de ejercicios que les ha puesto el fisioterapeuta, siempre bajo la supervisión de este.
  • Explicar cómo se usan muletas, sillas de ruedas u otro material relacionado con la rehabilitación.
  • Llevar un seguimiento de evolución o cambio del enfermo, para registrarlo e informar al especialista. Además, puede ser el encargado de elaborar el historial clínico del paciente.

Por ello, un auxiliar de rehabilitación puede ejercer su trabajo en clínicas privadas, hospitales, centros de rehabilitación y centros de discapacidad intelectual, entre otros.

Otras funciones del auxiliar de rehabilitación

Además de las rehabilitaciones más comunes que acabamos de mencionar, un auxiliar de rehabilitación en su día a día desempeña muchas labores que ayudan al correcto funcionamiento de la clínica de rehabilitación donde trabaja.

Así, algunas de las funciones habituales de estos profesionales incluyen:

  • Atender al paciente cuando llega a la consulta.
  • Llevar un control de stock para solicitar nuevo material a los proveedores cuando sea necesario.
  • Preparar todo el material necesario antes de cada sesión y recoger la sala después, limpiando el material.
  • Gestionar citas y realizar otras tareas administrativas.
  • Escuchar y tranquilizar a los pacientes, manejando información sobre los tratamientos y procedimientos para calmar a enfermos y familiares.

Por ello, además de una formación específica y profesional en el campo de la rehabilitación, los auxiliares deben tener ciertas cualidades que los hagan idóneos para trabajar de cara al público, como amabilidad y empatía.

¿Quieres trabajar en el sector sanitario? ¡Solicita información sin compromiso sobre nuestro curso de Auxiliar de Rehabilitación y pon rumbo a tus sueños!

Solicita información para convertirte en Auxiliar de Rehabilitación, ¿A qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *