ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

quiromasaje-Ejercicios-para-el-dolor-de-cuello

El quiromasaje en la tercera edad

Las personas de la tercera edad sufren problemas de salud concretos que pueden ser tratados con técnicas específicas de quiromasaje. Las técnicas de quiromasaje en personas mayores difieren enormemente de las que se usan para las personas jóvenes. Ello es debido a que las técnicas se centran en abordar y tratar las dolencias más frecuentes que se presentan en las personas mayores.

Patologías frecuentes en la tercera edad

Las patologías más frecuentes en la tercera edad son las siguientes: artritis, disminución de la flexibilidad, fragilidad de los huesos, falta de equilibrio y degeneración de las articulaciones. El quiromasaje en personas mayores mejora considerablemente la salud y nivel de vida en este colectivo, sobre todo en las siguientes áreas concretas:

El quiromasaje fortalece el sistema inmunitario

Cuando la columna vertebral está alineada de forma correcta aumenta la circulación de la sangre. Esto permite al organismo eliminar las toxinas, favorece la comunicación entre todas las partes del cuerpo y la reparación de las zonas dañadas. Los estudios han demostrado que las personas de la tercera edad que reciben quiromasaje de forma regular incrementan el funcionamiento de su sistema inmunitario.

El quiromasaje ayuda a calmar el dolor

El dolor de espalda es muy frecuente en personas de la tercera edad, debido a que suelen padecer osteoartritis o fracturas de espalda. A medida que envejecemos disminuye la densidad ósea. Esto suele producir fracturas en los huesos. Si la espalda no está alineada, aumenta la presión sobre las vértebras y, con ello, se produce un mayor riesgo de sufrir una fractura. El masaje en la espalda ayuda a aliviar el dolor de la osteoartritis y mejora el funcionamiento de las articulaciones y las vértebras.

El quiromasaje aumenta el equilibrio y la coordinación

Los pequeños receptores situados en la base de la columna cervical ayudan al cerebro a percibir el funcionamiento de las extremidades en el espacio. A medida que envejecemos estos receptores dejan de funcionar correctamente, lo que dificulta la comprensión del movimiento dentro del espacio. La consecuencia es que se producen más caídas debido a la falta de equilibrio y aumenta la dificultad para levantarse o caminar. El tratamiento con quiromasaje ayuda a mejorar el funcionamiento de la columna vertebral.

Flexibilidad y movimiento

El tratamiento mediante quiromasaje aumenta la capacidad de movimiento de las personas mayores. A medida que envejecemos, conservar la flexibilidad y la movilidad supone mejorar la calidad de vida, ya que podemos seguir haciendo las cosas que nos gustan y es menos probable que las actividades produzcan dolor o lesiones.

Los estudios han demostrado que el quiromasaje en personas mayores aumenta su calidad de vida y disminuye, en un 22%, sus probabilidades de sufrir artritis. Además, les ayuda a realizar todo tipo de ejercicios físicos sin riesgo de lesiones y disminuye sus probabilidades de acudir a los servicios de urgencias de los hospitales.

El quiromasaje es básico, tanto en la atención preventiva como paliativa. Por esa razón, en personas mayores es muy recomendable para proteger su salud y mejorar su calidad de vida.

Si estás interesado en formarte como quiromasajista, no dudes en contactar con nosotros y te daremos toda la información resolviendo tus dudas sin compromiso. ¡Anímate y contacta con nosotros!

Infórmate sobre nuestros cursos de Quiromasaje. ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *