ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

Pautas para evitar la astenia primaveral

Con este frío invierno, nuestras ganas de que llegue la primavera son muchas: el cambio de paisaje, la temperatura… Pero ¿estamos realmente preparados para ella? Como todos los años, con la llegada de la primavera aparece la debilidad, el cansancio, la fatiga física y psíquica, la falta de apetito, trastornos del sueño, dolores musculares sin ningún tipo de causa justificada y más común en mujeres que en hombres… Esta alteración recibe el nombre de astenia primaveral y se atribuye al cambio climático estacional.

Es sabido que los cambios de clima afectan notablemente en nuestro organismo y también en nuestro carácter. Por ello un cambio brusco de clima incrementa nuestro factor de riesgo frente alteraciones de distintos tipos, ya que nuestro organismo no se adapta con tanta rapidez a cambios climáticos.

Estas alteraciones dan lugar únicamente a síntomas pasajeros que no deben alterarnos y que con distintas pautas podremos disminuirlos.

  • Primero: mantener unos horarios regulares con 8 horas de sueño reparador, evitar las cenas copiosas y reposar antes de acostarse.
  • Segundo: el ejercicio físico moderado es un aliado muy importante: pasear, nadar, bailar… es algo que esta al alcance de todos. Con algunas de estás actividades aprovechas el contacto con el aire y el sol.
  • Tercero: llevar una dieta equilibrada y variada es esencial. La fruta y la verdura se debe combinar con arroz, pasta, legumbre o pescado, carne y huevos. Toma cinco comidas al día, dando importancia a un buen desayuno porque aporta la energía necesaria para toda la mañana.

Los afectados con esta alteración deben evitar lo excitantes (alcohol, tabaco, café o té) y deben consumir abundante agua, pudiéndola cambiar por zumos o caldos.

Alimentos y plantas que ayudarn a tonificar y revitalizar el organismo:

  • Alimentos: ajo, cebolla, avena, germen de trigo y levadura de cerveza.
  • Complementos dietéticos: espirulina y jalea real.
  • Fitoterapia: romero, guaraná, hipérico, aloe vera, menta, cardo mariano y ginseng.

Ester Miranda

Coordinadora cursos Salud y Bienestar ISED Zaragoza


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *