ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

naturopatia-dolores-menstruales

Cómo aliviar los dolores menstruales con naturopatía

Muchas mujeres necesitan aliviar el dolor que experimentan durante su menstruación, y tratan de encontrar remedios naturales que las ayuden a sobrellevarlo.

Afortunadamente, la naturopatía para el dolor se muestra altamente eficiente, también, en este ámbito. Por eso vamos a contarte cuáles son los mejores remedios, aplicaciones y tratamientos naturales.

Usos útiles para aliviar el dolor menstrual

El dolor menstrual se conoce técnicamente como dismenorrea y suele presentarse como un malestar constante en la zona del vientre bajo. Por lo general, aparece 1 o 2 días antes del periodo y se mantiene durante 3 días.

Para combatirlo, existen algunas soluciones eficaces, además de las que te pueda recomendar un naturópata profesional:

  • Hacer ejercicio de un modo periódico. Así generamos endorfinas, unos compuestos químicos que disminuyen el dolor naturalmente. Correr suavemente, nadar, practicar yoga o caminar son las mejores opciones.
  • Superponer una bolsa térmica o de agua caliente en la zona.
  • Reposar.
  • Tomar una infusión de manzanilla. Si te acostumbras a tomar, además, 2 tazas diarias de té desde un par de días antes de tener la regla, el alivio será aún más evidente.
  • Tomar jengibre, albahaca o canela. Estos productos tienen poderes antiinflamatorios, analgésicos y antiespasmódicos, por lo que conviene tomarlos en infusiones o de otro modo. Mezclarlos entre sí y con geranio, mejorana y aceite de almendra para elaborar aceites con los que masajear en círculos la zona también es adecuado.
  • Ducharse con agua caliente. Para calmar el dolor y relajarte mientras lo padeces, es un remedio sumamente interesante.

Otros tratamientos naturales

¿Cómo puede ayudarnos la naturopatía para el dolor, todavía más, a superar este problema? Siguiendo estos remedios, te sentirás mucho mejor:

  • Fitoterapia. Entre las plantas medicinales que pueden ayudarte figuran las analgésicas —como el sauce—, las reductoras de espasmos —salvia y manzanilla—, las que activan la circulación de la sangre —meliloto, que descongestiona la pelvis—, las sedantes y relajantes —valeriana— y las que ayudan a evitar la retención de líquidos, como el diente de león o la cola de caballo. Para sacarles el máximo partido, tómalas en infusión, cápsulas, extractos o de manera tópica mediante compresas calientes.
  • Alimentación. Evita todo lo posible la ingesta de productos ricos en sal o sodio, como la propia sal de mesa, los aperitivos salados, las salsas y los refrescos azucarados. Por contra, aumenta el consumo regular de alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, las verduras y la fruta.
  • Ni alcohol ni tabaco. Olvídate de ellos todo lo posible.
  • Drenaje linfático. Con él aliviarás la hinchazón de tus piernas, mientras que tu abdomen y zona genital se descongestionarán.
  • Shiatsu. Un relajante masaje aplicado con la yema de pulgares por toda la columna, resulta un alivio maravilloso.
  • Reflexología podal. La tensión acumulada que causa tu dolor quedará eliminada gracias a esta técnica.

Desarrolla tu nueva profesión con nuestro curso de naturopatía y conviértete en naturópata. ¡Solicita información en nuestro formulario sin compromiso!

¡Solicita información sin compromiso y conviértete en un experto de la Naturopatía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *