Archivo del Autor: Eider Fernández

Acerca de Eider Fernández

Profesora del curso de Adiestrador profesional y técnico en modificación de conducta.

Curso de educación canina: adictos a la pelota

curso de adiestramiento profesional

Jugar con nuestro perro es una de las actividades favoritas de la mayoría de los propietarios. ¡Verles correr y disfrutar nos encanta! Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo jugar con ellos de forma correcta, que les haga gastar energía pero no les estrese ni provoque lesiones, que les haga pensar pero que no les frustre.

El juego con la pelota ¿puede ser una causa de lesión musculoesquelética en nuestros compañeros peludos? Aunque en muchas ocasiones lo veamos como una manera de hacer ejercicio y muscular a nuestras mascotas, deberíamos pensar ¿a nosotros nos va bien jugar un partido de tenis a diario para estar en forma? Más bien lo que nos viene a la cabeza es que se nos van a resentir las articulaciones o que se nos van a sobrecargar los músculos.

Sigue leyendo

Juventud canina, divino tesoro

Curso de peluquería canina

En la vida de todo animal se atraviesan diferentes etapas. Éstas están destinadas a aprender y vivir diferentes experiencias que ayudan a desenvolverse en la vida con una mejor gestión de las situaciones. En la vida de los perros, una de las etapas más complicadas de sobrellevar por su familia humana es la que va de los cinco a los ocho meses aproximadamente. Esta está destinada a conocer los límites del cuerpo, a probar sin miedo las consecuencias, a saltar, golpear, rodar y desafiar las leyes de la física. A esta edad los perros están muy centrados en el juego cuerpo a cuerpo: cuando ven un perro su único objetivo es llegar a él y jugar. Empiezan a tirar de la correa, no nos escuchan cuando están jugando y les llamamos… esto supone un problema para los propietarios. Por ello vamos a intentar explicar cómo canalizar esta actividad, qué debemos trabajar y en qué situaciones ceder.

Sigue leyendo

Los primeros días del cachorro en casa

Curso de adiestrador canino

Cuando adoptamos un cachorro surgen un sinfín de dudas sobre cómo hacer las cosas para una convivencia armoniosa con nuestro nuevo miembro de la familia. Al separar al cachorro de su familia canina debemos ser conscientes del cambio que para él supone: es un cambio de mundo, de hogar y, generalmente, un cambio de especie en lo que a su familia se refiere.

El cachorro debería llegar a nuestro hogar con aproximadamente dos meses y medio de edad, tiempo en el que el destete se puede hacer progresivamente. A esta edad sigue teniendo una necesidad de contacto grande, contacto que le va a ayudar a sentirse seguro y a ganar confianza en sí mismo. Las primeras noches debería de tener acceso a nosotros, si se asusta por la noche o se ve inseguro deberíamos atenderle, ayudarle en el proceso de desarrollo haciendo que se sienta seguro en su nuevo hogar.

Sigue leyendo