ISED

Tu futuro empieza aquí. ¡Diferénciate!

El peligro de automedicar a las mascotas

curso de auxiliar de clínica veterinaria

Algunos propietarios tienen la tendencia potencialmente peligrosa de automedicar a sus perros. Muchos medicamentos contienen los mismos principios en los fármacos humanos y veterinarios. Los problemas pueden surgir cuando se desconoce la dosis o el particular funcionamiento de los mecanismos fisiológicos del animal respeto al hombre. Ante cualquier síntoma el veterinario es el único que puede prescribir fármacos a los animales sin el riesgo que la cura sea peor que la enfermedad.

El milagro de la aspirina

Existe el falso mito del milagro de la aspirina. ¿Has oído hablar de él? Algunas personas piensan que suministrar periódicamente aspirina en los meses invernales pueda proteger al perro de resfriados y tos.

Esta creencia, lejos de ser verdadera, es, en realidad, peligrosa. El ácido acetilsalicílico que representa el principio activo de la aspirina, es un antinflamatorio muy eficaz contra dolores o inflamaciones. Sin embargo, en los perros su efecto es potenciado por el hecho de que la eliminación de los fármacos por hígado y riñones es más lenta que en los humanos. Y en los gatos el efecto de la aspirina puede ser aún más peligroso por la ineficacia del metabolismo hepático. Un gato puede llegar a la muerte después de suministrarle aspirina. Los metabolismos de animales y humanos son diferentes, los compuestos químicos de los medicamentos se sintetizan y degradan de distintas formas en perros y en humanos.

Medicinas para la tos, el catarro o la sinusitis que contengan pseudoefedrina, que es un descongestionante, también puedan dañar la salud de tu mascota. Si tu mascota presenta un estado catarral, debes acudir al veterinario.

Fármacos mortales para perros y gatos

Los antiinflamatorios, como el ibuprofeno, y los analgésicos, como el paracetamol, se encuentran entre los fármacos que en más ocasiones los propietarios ofrecen a su perro, sin consultar antes con su veterinario. El uso del ibuprofeno en perros no está autorizado por la Agencia de Medicamentos. Este organismo sí permite, sin embargo, algunos tipos de compuestos con paracetamol en las mascotas. Pero, de nuevo en este caso, es importante consultar antes con el veterinario para que sea él quien indique qué fármaco puede tomar el animal o en qué cantidad.

Otras medicinas como el fluorouracilo, preparación tópica, recetado para tratar los cánceres menores de la piel, suelen ser muy letales. Una pequeña cantidad de esta droga puede causar la muerte de tu mascota. Es tan nociva que se recomienda que si los dueños la usan para su propio tratamiento no toquen a sus animales para evitar cualquier tipo de intoxicación.

La Agencia Española de Medicamentos indica qué productos se pueden usar, y cuáles no, en los animales. Con el curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria conocerás el importante papel de los profesionales del sector veterinario en la educación de los propietarios de mascotas para no automedicar a sus animales, sobre todo perros y gatos.

Si te apasiona el mundo animal y te gustaría conocer cómo el perfil del auxiliar veterinario te ofrece la posibilidad de trabajar en tu pasión, te esperamos el próximo miércoles 15 de febrero en ISED Zaragoza para disfrutar de forma gratuita del curso de iniciación para ser auxiliar de clínica veterinaria. Tenemos dos sesiones programadas, a las 11 y a las 17 horas. Solicita más información en zaragoza@ised.es / 976 23 47 82.

El artículo completo está publicado en la revista Perros y Compañía nº185
Infórmate sobre nuestro curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria ¡Fórmate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>